Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TRANSPORTE

Belloch anuncia el 19 de abril como fecha límite para que el tranvía entre en servicio

El alcalde defiende que sea gratis unos días, aunque dice que la decisión no está tomadaEl Ayuntamiento y los técnicos se reúnen para fijar los plazos de la puesta en marcha.

Un tranvía en pruebas circulando por Valdespartera la semana pasada.
Belloch anuncia el 19 de abril como fecha límite para que el tranvía entre en servicio
VíCTOR LAX

zaragoza. El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, fijó ayer la fecha límite en la que el tranvía deberá estar en marcha a pleno rendimiento en la ciudad: "El 19 de abril", anunció el alcalde. "Este es el plazo máximo fijado, aunque me gustaría que estuviera en funcionamiento antes", dijo un Belloch que, pese a todo, quiso ser prudente con los plazos: "Las obras no son matemáticas, siempre puede surgir una complicación y retrasarse, pero por el momento los planes se están cumpliendo".

El alcalde participó ayer en una reunión con presencia de las distintas áreas implicadas en la puesta en marcha del tranvía (Infraestructuras, Servicios Públicos, Policía Local...), en la que se expusieron las distintas opciones que hay encima de la mesa. Con esta información, esta semana o la que viene el Gobierno de la ciudad fijará el cronograma definitivo de la entrada en servicio, que debe incluir la finalización de las pruebas, la llamada marcha en blanco -una simulación del servicio regular, pero sin pasajeros-, un periodo de adaptación para los usuarios y la puesta en servicio. También decidirá el plan para reestructurar las líneas de autobús.

Si los plazos se mantienen, la marcha en blanco comenzará la segunda quincena de febrero, y se prolongará entre uno y tres meses. El periodo de adaptación está por definir y es el punto más polémico del proceso, después de que la oposición cargara en bloque la semana pasada contra el Gobierno de la ciudad, al conocerse que este planea establecer unos primeros días de tranvía gratuito en plena precampaña electoral.

"Haré lo que me digan los técnicos", dijo ayer Belloch sobre este extremo. El alcalde defendió que "tiene que haber un periodo de adaptación, en toda España lo ha habido: de un día, un fin de semana, siete días, dos semanas...". Sin embargo, no descartó que estas jornadas de puertas abiertas se incluyan en el periodo de marchas en blanco "para que los vecinos se enteren bien de cómo funciona". Dijo que "aún no hay una decisión" y que su preocupación es "que la gente sepa con claridad cómo funciona el tranvía".

Preocupación por la seguridad

Tras el aluvión de críticas de electoralismo que recibió de la oposición la semana pasada, Belloch se defendió diciendo que "hay que criticar cuando las decisiones están tomadas", insistiendo en que todavía no hay planes fijados y aprobados. Dijo no estar preocupado por que se agudice la politización de este nuevo medio de transporte, ya que "casi todos los grupos políticos lo apoyan".

Sí admitió tener cierto temor "de que algo no salga bien", pero añadió que "es algo que forma parte de la naturaleza de estos proyectos, en realidad la inauguración me da más alegría que otra cosa". Belloch insistió en que ha recalcado a los técnicos que lo que más le preocupa es "la seguridad". "La gente tiene que adaptarse, los peatones de la ciudad deben asumir este nuevo vehículo, que es rápido y silencioso", subrayó el alcalde.

Etiquetas