Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete
última HORA horaAragón confirma 51 contagios, veinte más que hace siete días antesAragón confirma 41 contagios, 11 menos, sin fallecidos

CENTRO COMERCIAL

Plaza Imperial se reformará a partir de marzo

El edificio principal se reformará entre marzo y septiembre y tendrá un espacio de coches eléctricos. También contará con talleres autoservicio para aficionados.

Recreación del edificio principal de Motor Plaza, en el que se duplicará la superficie acristalada.
Plaza Imperial se reformará a partir de marzo
HA

La propiedad del centro comercial Plaza Imperial invertirá 2,5 millones de euros en reflotar su macrocentro dedicado a la venta y reparación de vehículos, en el que ahora incluirá un circuito de karting permanente y una pista de hielo con el objetivo de atraer al público. La reestructuración del negocio implicará la reforma del edificio principal y la reasignación de espacios dentro del complejo, que cambiará de imagen y estrenará nombre, Motor Plaza, con su nueva etapa.

Las obras de reforma comenzarán en marzo y se alargarán hasta septiembre, por lo que el parón provocado tras la batalla legal entre la propiedad, el grupo Procom, y el gestor, Autoplaza, se alargará un año. El litigio provocó la estampida de los concesionarios y la rescisión de los contratos con una orden de desahucio de por medio.

El proyecto ideado por el empresario aragonés Carlos Oehling se basaba en un galería comercial exclusiva de motor, en el que en vez de tiendas había concesionarios y talleres. Procom le construyó el complejo, de 24.000 metros cuadrados, a su medida y se inauguró en noviembre de 2007. En su mejor momento llegó a tener una ocupación del 70%, pero los primeros fracasos llegaron pronto porque no funcionó el área reservada a talleres.

Situado en el área de medianas superficies del centro comercial, junto a Decathlon, el complejo del motor mudará ahora su aspecto y su distribución. La gerente de Plaza Imperial, Ana León, explicó que el edificio principal dejará de ser una galería comercial y se compartimentará en grandes bloques, con accesos independientes y fachada a la A-2.

Espacio para coches eléctricos

Allí abrirán sus puertas entre cinco y seis concesionarios, un espacio multimarca especializado en vehículos eléctricos y otro dedicado al mundo de la motocicleta. Las áreas de exposición tendrán entre 600 y 1.300 metros cuadrados y en total sumarán casi 9.000 metros de superficie.

En el sótano, abierto al exterior por todo el perímetro del edificio a modo de patio inglés, se habilitará el circuito de karting. Ocupará unos 2.700 metros cuadrados y parte del trazado se podrá ver desde la planta calle, ya que parte se cubrirá para crear amplias pasarelas a los concesionarios.

La pista de hielo ocupará unos 900 metros cuadrados y se montará en el actual aparcamiento lateral, junto a la gran avenida de Plaza (la A-120). "Son dos actividades de ocio con las que pretende dinamizar la actividad y atraer público", añadió Ana León.

El director de Marketing, Pablo Valera, señaló que las instalaciones son prefabricadas, por lo que la pista de hielo se desmontará en los meses de más calor (desde abril hasta septiembre) y se sustituirá por juegos e hinchables infantiles. Lo que sí se mantendrá es la carpa para proteger a los usuarios del sol. "El contrato de explotación solo está pendiente de la firma, que podría hacerse efectiva esta semana. En el caso del karting, se necesitará un poco más de tiempo", dijo.

Ana León explicó que tres de los seis concesionarios también están comprometidos. En dos de ellos reabrirán Citroën y Chevrolet, con los que ya se ha firmado un preacuerdo. La obra se acometerá por fases, por lo que Aramóvil y Pirenauto podrá estrenar antes del verano parte de un edificio en el que se duplicarán las superficies acristaladas. "La labor ha sido complicada, porque se ha tenido que hablar con todos los concesionarios y la situación del sector del automóvil no es la más idónea", argumentó la gerente de Plaza Imperial.

Talleres de autoservicio

La zona de talleres mudará al otro extremo contrario al de la pista de hielo, entre Motor Plaza y Decathlon. Allí se mantiene únicamente Norauto y está pendiente de cerrar el contrato con una primera marca de cambio de lunas de automóvil, según indicó Pablo Valera. En total, podrá albergar hasta ocho talleres y negocios auxiliares del automóvil.

En esta zona, de 3.200 metros cuadrados, también se pretende reservar espacio para talleres de autoservicio, en el que el titular del negocio pone las herramientas y el cliente es el que realiza directamente las reparaciones.

Lo que no cambiará es el área dedicada a la venta de vehículos de ocasión, situada en un edificio específico situado detrás del de concesionarios. Allí permanecen Automóviles Becars, Automóviles y Talleres Andrés, Aragonesa de Automóviles y Valson Cars.

Etiquetas