Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

aeropuerto de zaragoza

La niebla obliga a desviar a Reus cuatro vuelos y a cancelar todos los de salida

La falta de visibilidad impidió que aterrizaran en el aeropuerto los aviones procedentes de Sevilla, Londres, Alicante y Bérgamo. La prealerta se mantiene en la ribera del Ebro.

La niebla obliga a desviar a Reus cuatro vuelos y a cancelar todos los de salida
La niebla obliga a desviar a Reus cuatro vuelos y a cancelar todos los de salida
JOSé MIGUEL MARCO

Zaragoza. La niebla que envuelve Zaragoza desde el viernes incidió ayer de forma negativa en la actividad del aeropuerto al impedir el aterrizaje de cuatro aparatos, que fueron desviados a Reus (Tarragona), lo que obligó a cancelar sus respectivas salidas a Sevilla, Londres, Alicante y Bérgamo. La situación podría repetirse con alguna de las operaciones programadas para hoy si el tiempo no mejora. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantenía activado el nivel de prealerta por niebla en la Ribera del Ebro.

Todos los vuelos afectados fueron de la compañía irlandesa Ryanair. La bruma, especialmente patente a primera hora de la mañana, motivó que los aviones no tomaran tierra en la capital aragonesa (la falta de visibilidad lo desaconsejaba), según confirmaron fuentes de Aena y el propio director del aeropuerto. El primero en desviarse hacia territorio catalán fue el procedente de Sevilla, que tenía que haber llegado a las 7.55. En consecuencia, no partió desde Zaragoza rumbo a Andalucía a las 8.20.

Luego el 'mal de la niebla' frustró las operaciones con Londres Stansted, Alicante y Bérgamo (con llegadas y salidas a las 13.00 y 13.25; 13.35 y 14.00; 16.25 y 16.50, respectivamente). Lo previsto, como en ocasiones anteriores, era que Ryanair habilitara en Reus autobuses para que los viajeros tuvieran la opción de regresar por carretera a Zaragoza, si bien este periódico no logró contactar con la compañía.

El aeropuerto ha establecido hoy siete vuelos de ida y vuelta, en concreto, y por orden de embarque, a Sevilla, Londres, Alicante, La Coruña, Milán-Orio, Palma de Mallorca y Bruselas-Charleroi, según consta en la web de Aena. No es descartable que el riesgo por niebla (en principio fijado hasta este mediodía), con una visibilidad no superior a 500 metros, impida el correcto funcionamiento en la terminal. Sin embargo, en las jornadas del viernes y el sábado no hubo incidencia alguna en Garrapinillos.

Cabe recordar que el sistema de aterrizaje con nula visibilidad (ILS de nivel II/III) para el aeródromo se demorará hasta 2013 a raíz del tijeretazo inversor del Ministerio de Fomento. La partida de 128.000 euros es insuficiente para ejecutar la actuación a lo largo del presente ejercicio. La mayor parte de la inversión (alrededor de nueve millones) se acometerá en 2012 y 2013. Para lograr operar con niebla espesa se requiere el nivel avanzado del ILS, que permite que los aviones aterricen sin que los pilotos vean nada. Las autoridades públicas han reclamado su puesta en servicio, al igual que Ryanair, cuya base de operaciones está condicionada al Sistema de Aterrizaje Instrumental (Instrumental Landing System, en inglés). Con el actual, por lo tanto, no basta. Asimismo, como ya se informó, el recorte del Gobierno central traerá de la mano otro retraso en el aeropuerto: el de la nueva torre de control.

Neblina persistente en la capital. Con cada invierno la niebla hace acto de presencia en Zaragoza. Desde el viernes se ha convertido en una compañero más de los ciudadanos. Pero al contrario de lo que suele ocurrir, estos días no ha levantado por las tardes. La previsión es que remita a partir de mañana martes.

Etiquetas