Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

INTERNET

El Ayuntamiento asume que el wifi municipal requerirá una suscripción y que será de pago

Este mes saldrá a concurso su explotación y en marzo se activarán nueve kilómetros cuadrados de acceso a internet.

Los dispositivos móviles se beneficiarán del wifi municipal.
El Ayuntamiento asume que el wifi municipal requerirá una suscripción y que será de pago
VíCTOR LAX

El Ayuntamiento ya da por hecho que la red de wifi municipal que desde hace meses está instalando por gran parte de la ciudad, y que entrará en funcionamiento en marzo o abril, deberá ser de pago, y que su acceso será mediante suscripción. Este mismo mes saldrá a concurso por segunda vez la explotación de este sistema de acceso inalámbrico a internet -el primero quedó desierto- y el Consistorio asume que las ofertas llegarán con la exigencia de una inscripción y del pago de una cuota por usuario. La intención es que, al menos, se pueda dar con una tarifa asequible, fija y anual, algo similar a lo que hay que abonar por el servicio Bizi (unos 20 euros).

Estos días se ultima la instalación de los puntos de acceso a internet en la calle, que en esta última fase se centran en permitir que todas las vías que quedan dentro del segundo cinturón de Zaragoza tengan wifi. La colocación de estos terminales tendría que haber terminado a finales del año pasado, ya que la obra se hizo con cargo al fondo estatal de 2010, pero el Ayuntamiento ha tenido que pedir una prórroga al Estado central. Debido a las obras del tranvía y, sobre todo, de la estación de cercanías de Goya, ha habido que modificar el proyecto, y los diez o doce terminales que se iban a instalar en esa zona pasarán al paseo de Fernando el Católico.

El operador que se lleve el concurso se encargará de gestionar el wifi con dos medios para lograr ganancias: gracias a la publicidad que logre insertar en las pantallas de acceso o con el cobro de cuotas. Dada la dificultad que presenta el mercado actual para obtener ingresos por la primera vía, el pago de una tarifa por parte de los usuarios parece inevitable. Ricardo Cavero, director general de Ciencia y Tecnología del Ayuntamiento, señala que aunque el Consistorio quisiera, "no podría subvencionar la actividad para que fuera gratis", ya que la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones lo prohibe. De hecho, el Ayuntamiento de Málaga fue sancionado el año pasado con 300.000 euros por este motivo.

Actualmente sí se puede entrar gratis en el wifi de la plaza del Pilar y su entorno, aunque se trata de una prueba piloto que cuenta con una autorización especial. Los accesos gratuitos distribuidos por más de 60 dependencias municipales, por su parte, están permitidos por tratarse de espacios interiores.

Con el wifi que se activará en los próximos meses se podrá acceder a internet desde la calle a gran velocidad. Aunque no es el objetivo, también se podrá entrar desde algunos domicilios, especialmente desde los ubicados en las plantas más bajas. Sí se podrá entrar sin suscripción y gratis a la web municipal, lo que dará al Ayuntamiento la posibilidad de colgar información servicio para los ciudadanos, así como turística para quienes visitan la ciudad.

Así, los usuarios que quieran entrar al wifi municipal tendrán que pasar por caja, y el Consistorio pretende que el uso y el cobro sea a través de la tarjeta ciudadana, actualmente en expansión y que permite también hacer uso del autobús, de las instalaciones deportivas, del Bizi... De hecho, el precio de la suscripción para los usuarios que no tengan la tarjeta ciudadana será mayor.

Una red envidiable

En total, Zaragoza contará con 450 puntos de acceso, gracias a los 200 kilómetros de fibra óptica que se han instalado. "Es la mayor red por número de habitantes de España", señala Ricardo Cavero, director general de Ciencia y Tecnología del Ayuntamiento de Zaragoza. En total, el área de influencia de la red wifi se extenderá por nueve kilómetros cuadrados, principalmente en el centro, pero también en puntos concretos del resto de barrios.

Con una inversión total de 3,5 millones de euros, la red se está instalando con fibra óptica, lo que permitirá al sistema crecer en el futuro si es necesario. De momento, se calcula que podría llegar a soportar unos 20.000 usuarios, pero la cifra se podría ampliar si fuera necesario. La única zona que permanece activa, en el Casco Histórico, registra unos 8.000 usuarios al mes. La generalización de los móviles y dispositivos que incorporan la tecnología necesaria para acceder a internet puede disparar la demanda.

La prueba piloto del Casco fijó los primeros 20 terminales en la ciudad, a los que se unieron los 28 de la urbanización de los terrenos de la Milla Digital. Entre los años 2009 y 2010 salieron fondos de los presupuestos municipales para instalar unos 200 más en puntos concretos de todos los barrios, que aún no están activos. El fondo estatal del año pasado permitió incorporar otros 200, la mayoría en el centro. Todos ellos se activarán en los próximos meses.

Etiquetas