Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EDUCACIÓN

Los escolares tendrán puente en San Valero, la Cincomarzada y el 4 de febrero

El Departamento de Educación modificó en noviembre el calendario a petición del Ayuntamiento de Zaragoza.

Los escolares de la capital aragonesa disfrutarán de puente en San Valero, la Cincormarzada y tendrán una jornada libre el viernes 4 de febrero. Sin embargo, los tres días son laborables para los padres.

El Departamento de Educación modificó el calendario de clases a petición del Ayuntamiento de Zaragoza para que los niños recuperen el festivo del 29 de enero (San Valero) que cae en sábado y lo libren el 28, viernes. Quedaba, además, un día festivo por adjudicar en el curso y el consistorio consideró que fuera el 4 de febrero.

"El ayuntamiento tiene derecho a decidir cuando son las fiestas locales", explicaron entonces en el Servicio Provincial de Educación.

Concretamente, el 28 de enero será festivo solo para los niños que estudien en la ciudad de Zaragoza. Sin embargo, los días 4 de febrero y 4 de marzo los menores tanto de la ciudad de Zaragoza como del resto de la provincia disfrutarán de unos días festivos, que, como ambos son viernes, se unirán al fin de semana formando así puente.

Sin embargo, los alumnos no tendrán menos clases que otros años. Al igual que el pasado curso, en total habrá 177 días lectivos en primaria y 175 en secundaria porque empezaron un poco más tarde. La diferencia es que en esta ocasión el calendario no se había cerrado por completo cuando comenzaron las clases en septiembre. El Ayuntamiento de Zaragoza no había decidido qué festividades locales quería y las ha marcado a medida que avanzaban los meses: primero optó por dar fiesta el 13 de octubre y en noviembre añadieron estas nuevas fechas.

Los padres, perjudicados

Los más perjudicados por los cambios son los padres, que no tendrán puente en San Valero porque el festivo cae en sábado y se encontrarán problemas para conciliar la vida familiar y laboral. Algo parecido ocurrirá el 4 de febrero, cuando los menores vuelven a tener fiesta viernes, sábado y domingo, y para la Cincomarzada (desde el comienzo de curso se decidió que tuvieran este puente).

Las asociaciones de padres se quejan de esta situación. Por ejemplo, Ana Abán, presidenta de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (Fapar), afirmó que "los días no lectivos escolares que no coinciden con el calendario laboral generan numerosos problemas para las familias. Sobre todo a aquellas que no cuentan cona red de apoyo familiar".

"Los programas de apertura de centros educativos facilitan de forma importante esta situación durante las vacaciones, pero esto no es así en los casos de sustitución de fechas, como sucede en los próximos puentes", apuntó.

El programa 'Abierto por vacaciones' se desarrolla en los colegios públicos dependientes del departamento de Educación que imparten las enseñanzas de infantil, primaria y educación especial, durante los periodos vacacionales: septiembre (desde el día 1 hasta la fecha de inicio del periodo lectivo), Navidad, Semana Santa, junio (desde la fecha de final del periodo lectivo hasta el 30 de junio) y verano (entre los días 1 al 31 de julio).

Sin embargo, este programa no contempla los puentes en que los niños tienen fiesta y sus padres trabajan, por lo que dificulta la conciliación.

Jornada continua

Otro de los temas que no ha dejado de ser polémico en cuanto a la conciliación familiar y laboral es el de la jornada continua de los escolares. Los sindicatos de profesores piden que ese sistema de lecciones solo por la mañana se extienda a todo el año.

Las asociaciones de padres se oponen al cambio, a una jornada sin descanso a mediodía porque aseguran que es "ineficaz" y "perjudicial" para los niños. Además, dicen, dificulta la conciliación y no está demostrado que mejore el rendimiento escolar (principal motivo que alegan los docentes).

Etiquetas