Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TRANSPORTE

El Ayuntamiento plantea que el tranvía se estrene en abril con billetes gratuitos

Esta fase de adaptación de los usuarios al nuevo transporte podría durar unas dos semanas.

Imagen de un tranvía, durante las pruebas en Gran Vía del pasado 23 de diciembre.
El Ayuntamiento plantea que el tranvía se estrene en abril con billetes gratuitos
ESTHER CASAS

El Ayuntamiento de Zaragoza está estudiando la opción de que el tranvía, que conectará Valdespartera con Gran Vía, se estrene en abril con billetes gratuitos, en plena precampaña electoral. La medida se enmarcaría dentro de la denominada fase de convivencia de los usuarios con el nuevo medio de transporte, que podría prolongarse durante dos semanas, aunque este detalle aún no está decidido.

En principio, la próxima semana está previsto que se reúna el gobierno municipal PSOE-PAR para tomar una decisión sobre el proceso de puesta en marcha del tranvía. Fuentes municipales explicaron que se atenderán las propuestas de los técnicos y que existen varias posibilidades, pero que la que más peso tiene es la de abrir un periodo de viajes gratuitos.

Una de las cuestiones que quedaría en duda es la duración de ese periodo, aunque la propia concejal de Servicios Públicos, Carmen Dueso, explicó ayer que no se prolongaría mucho y que se está barajando que no se alargue más de un par de semanas. Hay que tener en cuenta que está previsto que el tranvía se estrene alrededor de un mes antes de las elecciones del 22 de mayo y que si se tardara en exceso el cobro del billete podría interpretarse la medida como electoralista.

Dueso no quiso dar por hecho que durante esta fase subir al tranvía vaya a ser gratis, aunque recordó que en otras ciudades se han tomado medidas similares durante los primeros días de servicio del nuevo medio de transporte. El objetivo sería informar al ciudadano. "En cada tranvía habría un inspector para explicar cómo validar el billete y resolver cualquier duda. Sería la primera toma de contacto", declaró.

Esta fase de convivencia se produciría una vez que concluyeran las denominadas marchas en blanco, simulaciones del servicio comercial del tranvía pero sin viajeros. Para que comiencen estos ensayos habrá que esperar al próximo mes de febrero, previsiblemente a la segunda quincena. No obstante, la confirmación de estas previsiones queda a expensas de la evolución de las pruebas que actualmente están en marcha.

En ese momento deberán estar listos los 11 convoyes que está construyendo CAF. El Ayuntamiento y la sociedad adjudicataria de la concesión, Los Tranvías de Zaragoza, todavía no han decidido cuánto durarán las marchas en blanco, aunque si se quiere inaugurar el medio de transporte en abril, como anunció el alcalde, no podrán durar más de dos meses.

Cambios en las líneas de bus

Pero no solo los usuarios tendrán que conocer y adaptarse al nuevo medio de transporte, que afectará a todo el diseño de la movilidad de la ciudad. En este sentido, Carmen Dueso explicó que la reestructuración de líneas de autobús que se está diseñando el servicio de Movilidad ante la llegada del tranvía no se aplicara de golpe, sino que la aplicación será progresiva. "Si cambias todas las líneas de autobús en un día se podría producir un caos en la ciudad. Las cosas hay que hacerlas poco a poco", afirmó Dueso.

La reestructuración de líneas de bus es uno de los aspectos más delicados del proceso de implantación del tranvía, ya que supondrá un gran cambio en las rutinas diarias de miles de ciudadanos. En principio, líneas como la C3 o la 141 se suprimirán. Por otro lado, la previsión municipal es que los autobuses dejen de circular por el eje del tranvía, es decir, por Vía Ibérica, Isabel la Católica, Fernando el Católico y Vía Ibérica. Por lo tanto, las líneas 20, 30, 35, 40, 45, 53, 141 y C3 se verán modificadas.

Etiquetas