Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EDUCACIÓN

Amplían el horario de las bibliotecas durante el periodo de exámenes

En la Universidad abren los fines de semana y en los centros de la CAI también los sábados.

Los exámenes de febrero están a la vuelta de la esquina y, por este motivo, la Universidad de Zaragoza y Caja Inmaculada han ampliado el horario de sus salas de estudio durante el periodo que duran los controles y, además de alargar la jornada semanal, abrirán los sábados y los domingos. En el caso de la Universidad de Zaragoza también se habilitarán plazas nuevas en las salas de estudio, en concreto 1.420 que se suman a las 4.850 que ya existen en estos momentos.

La ampliación de los horarios ya es efectiva en las bibliotecas CAI Mariano de Pano (Val-Carreres Ortiz, 12) y Espacio CAI (Alfonso, 29), que hasta el próximo 12 de febrero permanecerán abiertas de lunes a viernes, de 8.15 a 1.00, y los sábados de 8.15 a 20.00. En la Universidad de Zaragoza, la medida se hará efectiva a partir de este fin de semana y continuará durante los días 22, 23, 29 y 30 de enero y 5 y 6 de febrero.

La noticia ha sido muy bien acogida por parte del alumnado. "En la biblioteca se estudia más que en casa porque aquí no tienes nevera ni televisión y se aprovecha más el tiempo. El único inconveniente es que en época de exámenes hay que madrugar mucho para poder coger sitio, porque las instalaciones se llenan muy pronto", matiza Isabel Gazo, estudiante de 1º de Márquetin de la Universidad de Zaragoza.

Su compañera Laura Collado considera que esta medida debería mantenerse durante el resto del año porque muchas personas no pueden estudiar en su casa o prefieren hacerlo en sitios públicos ya que "es más fácil resolver dudas con los compañeros", indica

Las opiniones de estas recién llegadas al mundo universitario las comparten la mayoría de los estudiantes que diariamente acuden a la biblioteca a estudiar o hacer trabajos y que en periodo de exámenes ven cómo las instalaciones duplican o incluso triplican el número de usuarios.

"A los nervios de los controles hay que sumar que tenemos que luchar por conseguir un hueco porque todo está lleno hasta la bandera. Además, la opción de las bibliotecas públicas no nos salva del problema porque sus horarios son muy limitados y los cumplen a rajatabla. Si tienen que cerrar a las nueve, a menos diez ya están apagando las luces", afirma Alicia Blasco, de 1º de Historia.

Los centros de Ibercaja

Las bibliotecas de Ibercaja mantienen sus horarios. En el caso de José Sinués, permanece abierta, de lunes a viernes, de 9.00 a 1.00, y los sábados de 9.00 a 14.00. En Madre Sacramento, el horario es de lunes a viernes, de 9.00 a 21.00; en el centro social de Las Fuentes, de 9.15 a 20.30, de lunes a viernes; y en Ibercaja Actur, de 9.00 a 14.00 y de 15.00 a 21.00.

Etiquetas