Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

POSIBLE FRAUDE

Salud alerta de la oferta de productos para el dolor a personas mayores

Primero venden cremas y después ofertan aparatos de alto coste.

El Departamento de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón ha advertido de la "dudosa intencionalidad" de una campaña telefónica dirigida a personas mayores, a las que se ofrecen productos contra el dolor. La empresa que está haciendo las llamadas, y que posiblemente se presenta bajo distintas denominaciones, trata de concertar visitas a domicilio en las que empieza vendiendo cremas y termina ofreciendo aparatos de alto coste.

El Gobierno aragonés recomienda no atender estas ofertas, ya que cree que se están utilizando técnicas presumiblemente fraudulentas. No en vano, según las reclamaciones presentadas hasta la fecha, se intenta confundir a los ancianos mencionando centros del sistema público sanitario. Es decir, haciéndoles creer que su centro de salud, la unidad del dolor o los equipos de atención domiciliaria tienen algo que ver con el tratamiento que les están ofreciendo.

El Departamento de Salud y Consumo tuvo conocimiento de esta campaña en los días previos a Navidad, cuando empezaron a recibir llamadas a través del Servicio Salud Informa. "Nuestra preocupación aumentó al ver que cada vez venía más gente contándonos lo mismo", reconocía ayer la directora general de Atención al Usuario, Teresa Antoñanzas. "De hecho -añadía-, se ha encargado una investigación a fondo para saber en qué términos se están haciendo esas llamadas y si se puede estar cometiendo algún tipo de fraude".

De momento, Salud advierte de que en ningún caso se está desarrollando campaña alguna para el tratamiento del dolor en colaboración con empresas, asociaciones o fundaciones de este tipo. En segundo lugar, recuerda que los profesionales sanitarios del Servicio Aragonés de Salud solo acuden a domicilio a petición del paciente, tras la prescripción de un facultativo y siempre debidamente identificados.

En consecuencia, se aconseja que no se atiendan este tipo de llamadas u ofertas, ya que en algunos casos "la intencionalidad podría ser dudosa, cuestionable o incluso fraudulenta".

Según explicó ayer Teresa Antoñanzas, "se está trabajando en colaboración con la Dirección General de Consumo y la Unión de Consumidores de Aragón (UCA), que también ha ofrecido su apoyo para detectar nuevos casos y poner en alerta a los usuarios".

Modus operandi

Los comerciales de esta empresa contactan con domicilios donde hay personas mayores y les preguntan si padecen algún tipo de dolor. En el caso de que la respuesta sea afirmativa, les ofrecen la posibilidad de una visita a domicilio para valorar su situación. Es entonces cuando se intenta vender el mayor número de productos a estas personas.

Por las consultas que ha recibido el Salud, en algunos casos, los ancianos han llegado a desembolsar importantes cantidades de dinero. No se descarta además que, ahora que ha saltado la alarma, se reciban muchas más reclamaciones, bien a través de organizaciones de consumidores o ante la propia administración.

Etiquetas