Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

BARRIOS

Valdespartera cumple su cuarto aniversario con solo tres promociones por terminar

En solo cuatro años, el barrio ha pasado de estar vacío a tener cerca de 15.000 habitantes y unos 40 establecimientos.

Las calles de Valdespartera cada vez registran un mayor tránsito ciudadano.
Valdespartera cumple su cuarto aniversario con solo tres promociones por terminar
ARáNZAZU NAVARRO

Cuando llegaron al que iba a ser su barrio se encontraron con un enorme páramo. "Era como colonizar un espacio estepario", recuerda uno de esos vecinos. Ahora hace cuatro años, los habitantes de la primera promoción de Valdespartera preparaban el desembarco en el gran proyecto de expansión de la ciudad por el sur. Salvo sus casas y las calles, allí no había prácticamente nada. Solo un mar de grúas que trabajaban en nuevas promociones y mucha suciedad, la que generaban las propias obras.

Cuatro años después, el páramo se ha convertido en barrio. Si entonces vivían 30 'valientes', ahora ya hay más de 12.000 empadronados -se calcula que el número de habitantes puede rondar los 15.000, ya que hay quien no ha cambiado aún su dirección-. De hecho, solo faltan tres parcelas por terminar, y una de ellas, junto al flamante Mercadona, se entregará en breve a una cooperativa de militares. En el plan inicial se marcaba que a estas alturas ya estarían todas las promociones terminadas, pero esa hoja de ruta no incluía la crisis inmobiliaria entre sus previsiones.

Cuando 'los primeros de Valdespartera' llegaron a sus pisos de la calle del Maquinista de la General no había colegio ni centro de salud; no había abierto ni una sola tienda, ni un bar, ni mucho menos un supermercado; el cartero pasaba una vez a la semana y el servicio de autobús con Zaragoza era inexistente.

Aunque siguen faltando servicios -lo más importante, una farmacia- y la movilidad no es para tirar cohetes, ya hay peluquerías, guarderías, tiendas de iluminación, de frutos secos, de informática, papelería, supermercado, frutos secos, tintorería, óptica... Los bares se multiplican como setas y Valdespartera gana en ambiente. Lo que antes era un barrio-fantasma, ahora muestra una incipiente actividad con unos 40 establecimientos abiertos.

"Ha habido dos puntos de inflexión para atraer gente al barrio: la construcción del colegio -que entró en funcionamiento en 2008- y la del centro de salud -que ha abierto este año-", señala Tomás Pellicer, vocal de la asociación de vecinos Los Montes de Valdespartera. El tercer momento clave para el barrio será la entrada en funcionamiento del tranvía, prevista para abril, que les llevará directos al centro de la ciudad en veinte minutos.

Con la puesta en marcha de este nuevo medio de transporte se solucionará, al menos en parte, el problema de movilidad, además de hacer de 'efecto llamada' para que haya más gente que se anime a vivir en Valdespartera. Aun con el tranvía en servicio, quedarán cosas por hacer. "No tenemos centro cívico, ni instalaciones deportivas, ni guarderías públicas", lamenta Pellicer.

El ambiente crece en el barrio

Más servicios, más gente... y más ambiente. Valdespartera gana en actividad por el día y por la noche. La asociación de vecinos organizó el año pasado las primeras fiestas y el primer concurso de tapas de los bares -con enorme éxito-, que el mes que viene vivirá su segunda edición. El fútbol se ve en estos locales y el fin de semana se forma cierto 'jaleo' nocturno con media docena de ellos poniendo copas.

"Se va viendo ambiente de barrio consolidado", señala este miembro de la asociación de vecinos, que llegó en la segunda promoción que se entregó en Valdespartera, "cuando todavía no había ni autobús para ir a Zaragoza", cuenta. "Yo venía del Actur, donde hay mucha densidad de población, y esto asustaba un poco. Pensabas: 'Como esto no tire para adelante... ¿qué voy a hacer yo aquí", recuerda.

Etiquetas