Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

FIESTAS

Alegan que las vaquillas con dos médicos son "inviables"

La Federación Aragonesa considera que resultará "imposible" aplicar la nueva normativa.

Encierro de Vaquillas en Pinseque
Alegan que las vaquillas con dos médicos son "inviables"
ESTHER CASAS

El nerviosismo y el malestar cunde en los pueblos por las consecuencias de exigir a partir de ahora dos médicos, uno de ellos cirujano o traumatólogo, en los festejos taurinos populares. Salvador Plana, presidente de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (Famcp), alertó ayer de que esa obligación implica que actos como las vaquillas sean "inviables".

Más allá de los problemas económicos que se plantean a los ayuntamientos, Plana insistió en que cumplir con la normativa resultará "imposible" desde el punto de vista material. El dirigente de la Famcp indicó que no hay especialistas suficientes en la Comunidad, con el agravante de que la simultaneidad de festejos a lo largo y ancho del territorio aragonés en determinadas épocas del año (como en verano) impide en la práctica contratar a los especialistas médicos. "No pueden estar en dos sitios a la vez", enfatizó Plana.

El responsable de la Federación criticó la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) que insta a la DGA a que haya dos licenciados en Medicina en los festejos. Lamentó que la normativa autonómica no prevaleciera en la decisión judicial y recordó que en el fondo todo se resume a un conflicto entre lo que dice la ley estatal y la aragonesa.

El TSJA dio la razón a la Federación Aragonesa de Sindicatos y Asociaciones de Médicos Titulares y de Atención Primaria (Fasamet), que se mostró en contra del decreto por el que la DGA estableció el pasado abril que en los festejos taurinos populares era necesario disponer como mínimo de un médico y un ATS o diplomado universitario en Enfermería. El fallo de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Alto Tribunal, al que ha tenido acceso este periódico, anula el artículo 3.2 del decreto, el que alude a los espectáculos taurinos menores.

El Alto Tribunal entiende que el nuevo reglamento del Gobierno aragonés "está vulnerando lo ya decidido de modo definitivo y firme, con fuerza de cosa juzgada, por esta Sección y el Tribunal Supremo". El TSJA y el Supremo ya estimaron en su día un recurso de Fasamet contra el decreto anterior de la DGA, que data de 2001, porque infringía la norma estatal e invadía el ámbito competencial del Estado al dar por bueno que hubiera un solo médico.

Javier Artajo, director general de Interior del Ejecutivo aragonés, señaló que ahora la DGA ha de acatar la sentencia (como ya se expuso, no puede ser recurrida) a pesar de que no la comparten. "La presencia de un cirujano no conlleva un aumento de la seguridad en las vaquillas, no ofrece más garantías a los participantes", explicó Artajo, quien señaló que la mayoría de municipios carecen de quirófanos y medios para que los expertos en cirugía intervengan en caso de cornada o accidente. Añadió que es probable que el acatamiento judicial propicie que no se autoricen tantos espectáculos taurinos en los pueblos.

Artajo subrayó que a la DGA no le queda otra salida que seguir la orden del TSJA. No obstante, la situación podría cambiar más adelante en función de cómo se interprete el recurso presentado por el Gobierno aragonés ante el Supremo por la sentencia de 2009 en la que rechazaba las pretensiones autonómicas.

Francisco Compés, diputado provincial encargado de la plaza de toros de Zaragoza y voz autorizada de la Famcp en este asunto, apuntó que el decreto nacional de 1996 no obliga a que haya dos médicos en los festejos, por lo que pedirán a la DGA que actúe en consecuencia. El consejero de Política Territorial se reúne mañana con la Federación y varios alcaldes para abordar la polémica.

Etiquetas