Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EFECTOS DE LA CRISIS

El abandono de coches en talleres genera decenas de expedientes para su desguace

Tráfico tiene abiertos 25 procedimientos en Zaragoza, pero de momento no se ha ejecutado ninguna retirada.

Javier Alfonso Castillón en su taller, Esponer Motor, sufre la crisis que atraviesa el sector.
El abandono de coches en talleres genera decenas de expedientes para su desguace
CARLOS MONCíN

El seguro, el cambio de ruedas, ese ruido que no suena nada bien o el golpe en la chapa que habrá que ir reparando. Cuando se trata de coches, todo son gastos, y con la crisis muchas familias los asumen con dificultades. La otra cara de la moneda la sufren los dueños de los talleres, que se convierten en prestamistas ante el riesgo de que les dejen el coche en el taller sine díe, ocupando espacio y recursos.

El problema se ha agudizado con la crisis y la Asociación de Talleres de Reparación de Vehículos de Zaragoza (Atarvez) estima que en hay unos 200 coches abandonados por sus dueños en los garajes. Muchos talleres capean el temporal haciendo descuentos o permitiendo la retirada del coche aunque no le hayan abonado íntegramente las reparaciones.

No obstante, y desde la entrada en vigor de la nueva Ley de Seguridad Vial la pasada primavera, el taller puede hacer un requerimiento civil al titular del vehículo para que pase a recogerlo y abone la cantidad de la reparación. En caso de que no conteste, el taller puede solicitar a la Jefatura de Tráfico el inicio del expediente. Después, los agentes buscarán al titular y le informarán de que tiene que retirar su vehículo y, si no hay respuesta, se procederá al achatarramiento del vehículo, en principio, en dos meses.

El secretario de Atarvez, Jesús Torres, explica que la asociación colabora activamente con la Jefatura Provincial de Tráfico. "Desde que entró en vigor la ley se han abierto ya varias decenas de expedientes en los que el problema se ha notificado a Tráfico", explica Torres. Fuentes de la Jefatura Provincial confirmaron a este periódico de que de momento hay 25 expedientes abiertos en Zaragoza, si bien no se ha procedido a ejecutar ninguna retirada a centros autorizados de desguace.

Algunos dueños de talleres insisten en que, en muchas ocasiones, los coches que nadie pasa a recoger son aquellos que tienen un valor en la calle que ronda los 1.000 euros, pero que acumulan reparaciones que llegan a superar este importe. Tampoco faltan casos en los que el dueño compró un coche de alta gama en época de bonanza y ahora no puede hacer frente a su elevado mantenimiento y reparaciones.

Negociar o pedir por adelantado

"Alguna vez hemos tenido algún coche hasta 6 meses, aunque rara vez nos pasa con clientes habituales o gente de aquí. Cuando te sucede, empiezas a temer que no cobrarás", explican desde talleres Gala. Otros problemas surgen cuando son muchos los clientes que no pueden pagar. "Suele ser mejor intentar negociar y quedarte con el coche que esperar a que te paguen o meterte en pleitos, en los que puedes perder tiempo y dinero. A menudo, son coches de 8 a 10 años que tienen defectos que ascienden a 500 o 800 euros", explican desde talleres Lumanto.

Otros, como los propietarios de los talleres Segura e Hijo, también en Zaragoza, cruzan los dedos, porque de momento no han tenido que enfrentarse a muchos problemas. "Si el cliente es nuevo o no nos da buena espina pedimos dinero por adelantado, así tenemos una pequeña garantía", explican.

Etiquetas