Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

NUEVOS SEMÁFOROS

La inversión final superará los seis millones de euros

El presupuesto incluye la completa renovación de los sistemas de telecomunicaciones y la contratación de una empresa durante cuatro años para gestionar los datos.

La revolución tecnológica que van a experimentar la red semafórica y los sistemas de gestión de tráfico de Zaragoza no saldrá gratis. De hecho, se calcula que la inversión total se situará en torno a los 6,3 millones de euros. Dinero que se ha obtenido por distintas vías, y que se gastará a lo largo de al menos cuatro años.

Según fuentes municipales, existen tres partidas diferenciadas. La más importante, por importe de 2,9 millones de euros, se ha destinado a la instalación de un moderno sistema de aforos. Y en el proyecto se incluyen desde los dispositivos instalados en la calle -espiras, detectores inalámbricos de 'bluetooth' y cámaras de visión artificial- hasta los programas informáticos que permitirán gestionar la información que suministren.

Esta partida se ha financiado íntegramente a través de los Fondos Estatales de Inversión Local (FEIL) concedidos por el Gobierno central a Zaragoza el año pasado. También se ha sufragado con estas subvenciones la renovación de muchos semáforos de la ciudad. Lo que se ha hecho es retirar los más viejos y sustituirlos por otros nuevos, dotados de bombillas 'led'. Esta nueva tecnología conlleva un alto ahorro energético. Un LED es un semiconductor que emite luz al paso de una corriente eléctrica de baja intensidad, sin utilizar ningún filamento o gas. Tiene la propiedad de producir la misma cantidad de luz que las bombillas incandescentes tradicionales, pero utilizando un 90 por ciento menos de energía. Se calcula que diez semáforos de tecnología LED suponen un ahorro de 4.500 kilovatios (KW) al año.

En total, con los fondos FEIL se ha comprado material por valor de 1,9 millones de euros.

La última partida relacionada con los semáforos asciende a 1,5 millones de euros y corre por cuenta de las arcas municipales. Se trata de una contrata de servicios, por un periodo de cuatro años, que permitirá que una empresa gestione toda la información que generen los nuevos detectores.

Según fuentes municipales, aunque en un principio se encargará de este trabajo personal ajeno al Consistorio, con el tiempo este cometido será asumido por los propios funcionarios.

Etiquetas