Zaragoza
Suscríbete

TRIBUNALES

Piden trece años de cárcel para el camionero que asfixió a un vecino de La Joyosa

El fiscal no se pronuncia sobre el móvil del crimen, pero la defensa asegura que la víctima entró en la cabina para abusar del procesado.

Hace hoy cinco meses, la Guardia Civil encontraba el cuerpo sin vida del vecino de La Joyosa José Manuel López Paúl en la gasolinera del pueblo. El cadáver apareció junto a la cabina de un camión, descalzo y con los pantalones medio bajados. El conductor del vehículo, que fue detenido como presunto homicida, se enfrenta ahora a trece años de prisión. Esa es la pena que solicita la Fiscalía, pese a no pronunciarse sobre el móvil del crimen. Tampoco lo hace la acusación particular, que ejerce el letrado Carlos Espasa en nombre de la familia del fallecido, y que propone que el transportista Emilio Martínez Moreno sea condenado a 15 años.

La defensa, a cargo de los letrados Javier Osés y Soraya Laborda, mantiene que la víctima entró a medianoche en la cabina del vehículo del procesado con intención de abusar de él. Según su versión de los hechos, el camionero se encontraba durmiendo y al despertarse se encontró de repente con el vecino de La Joyosa, del que intentó zafarse cogiéndole del cuello. Por ello, pedirá en el juicio que su cliente sea absuelto, o, en el peor de los casos, que se aprecien las eximentes de legítima defensa y miedo insuperable, así como las atenuantes de intoxicación por consumo de alcohol y por arrepentimiento espontáneo.

Instrucción en tiempo récord

La fase de instrucción del crimen ha sido mucho más corta de lo habitual, por lo que el juicio podría celebrarse antes de que se cumpla el primer aniversario del suceso. Será un jurado popular el que tenga que pronunciarse sobre el grado de responsabilidad del acusado, que ha pasado todo este tiempo en prisión provisional. Los hechos se produjeron la madrugada del 7 de agosto en la estación de servicio de La Joyosa. Esta circunstancia es la única en la que las partes parecen estar de acuerdo, ya que sobre todo lo demás ofrecen versiones muy dispares.

Mientras las acusaciones aseguran que agresor y víctima se conocieron esa noche en la cafetería del área de servicio, la defensa insiste en que nunca antes habían mantenido ningún contacto. Por ello, se va a citar como testigos a varios empleados del establecimiento. Alguno ya ha declarado ante el juez instructor que vio a ambos hombres juntos. También han comentado que la víctima acostumbraba a frecuentar la gasolinera para contactar con camioneros.

"En un momento determinado y por motivos que se desconocen, el imputado comenzó a agredir violentamente a José Manuel López Paúl", dice en su escrito el fiscal. "Y con ánimo de quitarle la vida -continúa-, le agarró fuertemente del cuello con ambas manos, hasta que finalmente logró romperle la tráquea". Basándose en el informe de los forenses, el ministerio público descarta tajantemente la asfixia por caída, así como el golpe directo y puntual sobre la tráquea.

La defensa asegura que el camionero nunca tuvo intención de causar la muerte al vecino de La Joyosa. "Notó un zarandeo del camión y al incorporarse vio a un individuo en el asiento del vehículo", recuerda. "Con la tensión, temor y miedo propio del angustioso momento, trata de liberarse y defenderse de quien intenta agredirle sexualmente", añade. Recuerda también que el fallecido ya había sido denunciado anteriormente por abusos, aunque esas denuncias se retiraron después.

Etiquetas