Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

PROTESTA VECINAL

Parque Goya vuelve a pedir el traslado de la subestación eléctrica Los Leones

Los vecinos alertan de los riesgos para la salud que pueden suponer las ondas electromagnéticas.

Los vecinos se concentraron ayer a las puertas de la subestación Los Leones.
Parque Goya vuelve a pedir el traslado de la subestación eléctrica Los Leones
JOSé MIGUEL MARCO

"Llevamos más de tres años de lucha y creemos que la clave es perseverar porque tarde o temprano la Unión Europea prohibirá que instalaciones como las subestaciones eléctricas se sitúen cerca de las viviendas". Son palabras de Ana Rodríguez, representante de la Coordinadora de Afectados por la SET Los Leones, que ayer convocó una concentración vecinal frente a la planta de la avenida Ronda de Boltaña, cuyo traslado exigen desde 2008 por "los riesgos para la salud que pueden conllevar las ondas y los campos electromagnéticos".

La protesta, en la que incluso se apeló al espíritu de la Navidad "para que nos obsequie con la retirada de la planta", fue secundada por vecinos de Parque Goya I y Parque Goya II -el barrio más cercano y expuesto-, así como por las asociaciones de padres y madres de los colegios de la zona. El Agustina de Aragón se ubica junto a Los Leones, pero también los colegios de Cristo Rey, Lucien Briet, La Fragua o el instituto Parque Goya se ven 'comprometidos' por la subestación.

"En este barrio hay mucha población infantil y los niños son los más vulnerables", explica Ana Rodríguez, al tiempo que recuerda que ya el año pasado el Parlamento Europeo aprobó una resolución de la comisión de Medio Ambiente y Salud Pública en la que los eurodiputados mostraban su preocupación e instaban a estudiar las repercusiones en la salud de los campos electromagnéticos derivados de este tipo de instalaciones.

"De hecho, ya en 2008, las Cortes de Aragón -a través de una proposición no de ley- y el Ayuntamiento de Zaragoza -por un acuerdo plenario- también mostraron su preocupación y su parecer favorable al estudio del traslado de la subestación, basándose en el principio de prevención", comenta la portavoz de la Coordinadora de Afectados.

A su juicio, Endesa debería trasladar Los Leones a una nueva ubicación situada a una distancia superior a dos kilómetros de cualquier zona habitada o de equipamiento público. Temen que, en el peor de los escenarios, un incendio pudiera liberar gases tóxicos que el viento proveniente del Moncayo distribuyera por Parque Goya. Los vecinos recuerdan, además, que con la Exposición Internacional de 2008 se incrementó la potencia de la central y que había prevista una ampliación de las instalaciones que, dos años después, continúa paralizada.

Etiquetas