Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TRIBUNALES

Los jueces empiezan a devolver coches decomisados que no eran del conductor

Fiscales y abogados creen que la intervención no debe ser generalizada sino puntual.

La Policía Local de Zaragoza ha sido una de las más escrupulosas de España a la hora de aplicar la última reforma del Código Penal, de ahí que al depósito de vehículos de la carretera de Castellón no dejen de llegar coches decomisados desde el pasado día 23. Sin embargo, los jueces han empezado también a devolver ya algunos de esos turismos.

Sobre todo, en aquellos casos en los que se ha comprobado que el vehículo inmovilizado no pertenecía al conductor. Fiscales y abogados entienden que el decomiso no puede generalizarse, y creen que se debería recurrir a él solo en casos de alarma social (conducciones temerarias y reincidentes). Recuerdan además que el propio Código Penal recoge esa posibilidad, por lo que confían en el buen criterio de los jueces.

El primer vehículo que ha podido salir del depósito de Zaragoza fue decomisado por la Policía Local el pasado viernes, día 24. Lo conducía una persona que acababa de asistir a un ágape navideño de su empresa y dio positivo en la prueba alcohol (superó la tasa penal de 0,60 mg/l). Sin embargo, el juez autorizó su devolución al día siguiente, ya que el coche no pertenecía al detenido, sino a la la propia empresa.

Pero la grúa no ha dejado de trabajar durante los últimos días, y ya son 17 los vehículos inmovilizado en la capital aragonesa. Tres de ellos, a lo largo de la jornada de ayer. Al margen del turismo devuelto el día de Navidad, fuentes municipales no han podido confirmar la salida de ningún otro vehículo del depósito. En cualquier caso, se prevé que a lo largo de esta semana se celebren los juicios rápidos de los conductores que se se han quedado sin coche. Y los jueces aprovecharán esas sentencias para decidir qué se hace con los turismos (también hay alguna moto intervenida).

La Fiscalía General del Estado suele recurrir a las circulares para unificar criterios y marcar las pautas de actuación a todos los presentantes del ministerio público. Sin embargo, las fiscalías aragonesas todavía no han recibido ninguna instrucción sobre cómo actuar en casos de intervención y decomiso de vehículos implicados en delitos viales. En cualquier caso, parece que los fiscales se van a mostrar partidarios del decomiso preventivo siempre que el vehículo no pertenezca a una tercera persona de buena fe. Según fuentes de la institución consultadas por este periódico, en esos casos habrá que escuchar al propietario del coche para saber por qué lo conducía el detenido.

El artículo 127 del Código Penal, dice que "toda pena que se imponga por un delito o falta dolosos llevará consigo la pérdida de los efectos que de ellos provengan y de los bienes, medios o instrumentos con que se haya preparado o ejecutado". Y como con la última reforma del texto los coches implicados en delito vial pasan a considerarse "instrumentos del delito", estos pueden ser decomisados. En cualquier caso, el mismo artículo incluye una excepción: que dichos vehículos "pertenezcan a un tercero de buena fe no responsable del delito que los haya adquirido legalmente".

El Código Penal también deja la puerta abierta para que los jueces prescindan del decomiso de turismos. Y lo hace a través del artículo 128 del Código Penal, en el que habla de la "proporcionalidad" de las medidas. "Cuando los referidos efectos e instrumentos sean de lícito comercio y su valor no guarde proporción con la naturaleza o gravedad de la infracción penal, o se hayan satisfecho completamente las responsabilidades civiles, podrá el juez o tribunal no decretar el decomiso, o decretarlo parcialmente", señala.

Por ello, tendrán que ser finalmente sus señorías las que examinen con detalle los casos y decidan cómo proceder en cada uno de ellos.

Etiquetas