Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TRANSPORTE

Las obras del tranvía enfilan su recta final con el 91% de los trabajos acabados

Los esfuerzos se centran ahora en el bulevar de Fernando el Católico, en el cruce de Goya y en la instalación de las marquesinasEn Vía Ibérica e Isabel la Católica falta aún de colocar el césped que cubrirá las vías.

Las obras del tranvía enfilan  su recta final  con el 91% de los trabajos acabados
Las obras del tranvía enfilan su recta final con el 91% de los trabajos acabados
ESTHER CASAS

Las obras del tranvía ya intuyen su final. Dieciséis meses después del inicio de los trabajos, el 91% de los mismos ya se han ejecutado, según la planificación que maneja la sociedad Los Tranvías de Zaragoza, encargada del proyecto. Aspectos clave como la renovación de las tuberías, la colocación de los carriles y la instalación de las catenarias ya están concluidos al cien por cien. El mayor volumen de trabajo se centra ahora en el cruce de Goya -el punto más problemático actualmente-, en el bulevar de Fernando el Católico y en el remate de los elementos de las marquesinas.

Los avances son evidentes, y se pueden observar en cualquier punto desde Gran Vía a Valdespartera. En el inicio de la línea los trabajos han sido menos traumáticos, ya que al tratarse de un nuevo barrio no se han renovado ni las tuberías ni las aceras, ni las calzadas. En todas las calles de esta zona por las que pasarán los convoyes -Volver a Empezar, paseo de Los Olvidados, Los Pájaros, Cantando Bajo la Lluvia, La Diligencia, Un Americano en París y La Ventana Indiscreta- los carriles están terminados y el tranvía ya lleva semanas pasando por ellos en pruebas.

Estos días, en la zona los operarios han estado puliendo las polémicas esquinas puntiagudas de los bordillos, muy criticadas por conductores de coches y motocicletas. Además, se están instalando los sistemas de iluminación y comunicación de las marquesinas. En la primera parada de la línea, en la calle de Un Americano en París, una parcela aún sin edificar y un edificio todavía en obras son los únicos testigos de estos trabajos.

Retoques en Gran Vía

A la salida del barrio, en la subida por la calle de Volver a Empezar, el edificio de cocheras acoge los cuatro tranvías que han llegado desde la fábrica de CAF. También hay trabajo en este edificio, ya que faltan por instalar algunos servicios y, sobre todo, se acelera en la puesta a punto del centro de control, que hará de cerebro de toda la línea, controlando cámaras de seguridad, semáforos, sistemas de los vehículos...

Ya en Vía Ibérica, las obras también están avanzadas. Apenas resta quitar los enormes postes de hormigón que sujetan la iluminación provisional y colocar el césped que cubrirá las vías. Será hierba natural, y lucirá tanto en Vía Ibérica como en Isabel la Católica. Las polémicas paradas de Casablanca -que han generado protestas por su lejanía con el núcleo principal del barrio- también se están instalando. En Isabel la Católica faltan por colocar algunas baldosas de las aceras, así como los acabados del carril bici.

Fernando el Católico es la calle con mayor volumen de trabajo por hacer. El bulevar aún está 'verde', especialmente en la zona más cercana a Gran Vía. Todavía no hay fecha para abrirlo al tránsito peatonal. La zona de la plaza de San Francisco también concentra buena parte de los esfuerzos. Aunque se ha avanzado mucho últimamente -ya se intuyen las aceras que cruzarán por el centro de la plaza- aún faltan muchas baldosas y bordillos por colocar.

El cruce de Goya es todavía más crítico. Aunque las obras de la estación de cercanías pertenecen al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), la sociedad Los Tranvías de Zaragoza comenzará los próximos días a levantar las vías que ha puesto, ya que al instalarlas dañó la capa de impermeabilización de la terminal. Esto supondrá un retraso importante en las pruebas de circulación de los tranvías, que no podrán volver a Gran Vía hasta finales de enero, como pronto.

En este vial, el que más ha sufrido las obras -especialmente crítica fue la sustitución del cubrimiento del Huerva- apenas faltan por rematar pequeños detalles del bulevar. El jueves pasado este espacio peatonal, que cuenta con carril bici, quedó abierto por completo para el paseo ciudadano, incluso en la zona más cercana a la plaza de Paraíso.

El bulevar de Gran Vía, despejado. El jueves pasado se despejó por completo el bulevar de Gran Vía, que ya es transitable desde la plaza de Paraíso hasta la altura de la calle de Ricla, donde ahora se ultima la instalación de baldosas y bordillos. Además, ya está casi acabado el llamado escape del tranvía -la curva que hacen las vías en la imagen a través del bulevar-, por el que los convoyes darán la vuelta.

Trabajo en la plaza de San Francisco. Es una de las zonas que más ha avanzado en las últimas semanas, pero aún queda trabajo. Se han instalado muchos metros cuadrados de aceras y bordillos, y ya se ve el paso de cebra que atravesará la plaza de un lado al otro, permitiendo el paseo por en medio -un espacio que antes de la reforma estaba prácticamente infrautilizado-. Las paradas, en el centro de la plaza, ayudarán a dar vida a este punto.

Isabel la Católica. En este paseo solo faltan por acabar puntos concretos de las aceras, algún tramo de carril bici e instalar el césped natural que lucirán las vías.

Vía Ibérica. Está prácticamente acabada. Resta por poner el césped que cubrirá las vías, que será natural y que se instalará a última hora para su mejor mantenimiento.

La primera parada. La primera parada del tranvía, en la calle de Un Americano en París, está instalada, rodeada de viviendas en construcción y parcelas aún vacías.

Giro en el paseo de Los Olvidados. Se trata de un giro extraño, en el que los coches tendrán que invadir los carriles del tranvía para poder torcer hacia la derecha.

Etiquetas