Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

SANIDAD

Alerta sobre la posible presencia de toxinas en un tratamiento para diálisis

Son sueros para la técnica peritoneal y Salud ya ha avisado a todos los centros sanitarios.

Zaragoza. La Agencia Europea del Medicamento ha remitido una alerta informativa sobre la posible presencia de endotoxinas en soluciones de diálisis peritoneal, distribuidas por la empresa Baxter. Este tratamiento se dispensa para enfermos renales también en algunos hospitales aragoneses, como el Miguel Servet de Zaragoza o el Obispo Polanco de Teruel.

Según explicaron fuentes del Departamento de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón, la alerta es "preventiva", ya que no todos los lotes están contaminados. No obstante, se ha avisado de esta incidencia a los jefes de servicio de Nefrología, de Farmacia y a los directores de los distintos centros sanitarios de la Comunidad. Explicaron que este tratamiento se lleva a cabo en los centros San Juan de Dios, Clínico, Servet y Obispo Polanco, pero que solo en estos dos últimos se habrían localizado bolsas distribuidas por esta empresa. Las mismas fuentes aseguraron que no ha existido ningún riesgo para los pacientes y que se ha activado la alerta a modo de vigilancia.

Según pudo saber este periódico de otras fuentes médicas consultadas, se habrían retirado los sueros de todos los hospitales y se habría avisado a los enfermos de la Comunidad aragonesa para que no los usaran. Precisamente, este tipo de técnica permite que el tratamiento se pueda llevar en casa. Aunque no se ha concretado, el número de pacientes que usa esta técnica no sería muy elevado.

Esta diálisis es una opción para el tratamiento renal, que consiste en introducir un líquido en la cavidad peritoneal. El exceso de líquido y de residuos pasan de la sangre, a través de la membrana peritoneal, al suero. Posteriormente este se drena. Esta técnica da mucha más libertad que la hemodiálisis, que tiene que llevarse a cabo en los centros hospitalarios.

Ante este tipo de alertas, la Agencia Europea y Española de Medicamentos intenta evitar cualquier afección a los pacientes. En enfermos de este tipo la presencia de bacterias en los sueros podría haber desencadenado en infecciones en el peritoneo o en los casos más drásticos en septicemia (infección en la sangre).

La alerta se activó tras avisar la empresa Baxter que durante un test rutinario en sus instalaciones se había detectado que algunos lotes contenían unos niveles "inesperadamente elevados de endotoxinas". En concreto, se localizaron pequeñas grietas en los tanques de fabricación de las bolsas.

Etiquetas