Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TRANSPORTE ILEGAL DE PERSONAS

Extorsionan a los padres de una chica enviada a Calatayud en una furgoneta de paquetería

La Policía detuvo a dos hombres que pretendían cobrar más dinero del acordado por transportar a la menor, de 16 años, desde Rumanía.

La Policía Nacional detuvo el pasado sábado en Calatayud a dos hombres que, además de cobrar por transportar a una menor en una furgoneta de paquetería desde Rumanía hasta Calatayud, amenazaron a sus padres con no entregársela si no les pagaban más dinero que el que tenían previsto cobrar. Estos dos hombres, de nacionalidad rumana, pasaron ayer a disposición judicial como presuntos autores de un delito de extorsión con amenazas.

La detención se produjo en la madruga del sábado, después de que los padres se pusieran en contacto con agentes de la comisaría de la Policía Nacional de Calatayud y les explicaran que dos individuos les habían quitado la documentación a ellos y a su hija y que no pensaban entregársela hasta que no les dieran más dinero del que habían acordado inicialmente por traer a la chica, de 16 años, desde Rumanía hasta la ciudad bilbilitana.

Según pudo saber este periódico, los dos detenidos son trabajadores de una empresa de transporte de paquetes que opera entre el país del Este y España pero que, de vez en cuando, también transporta personas a cambio de un precio.

Una vez que los individuos llegaron a Calatayud decidieron retener a la joven en la furgoneta y llamar a sus padres, residentes en la ciudad desde hace tiempo, para pedir más dinero. Los progenitores accedieron y quedaron para llevar la cantidad reclamada en una estación de servicio del barrio de San Antonio, aunque no llegaron a hacer la entrega.

Dos personas más

Entonces, los dos hombres optaron por retener la documentación de la chica y la de sus padres hasta que les pagasen. Al verse en esa situación, la familia acudió a la comisaría de la Policía Nacional para denunciar los hechos. Varios agentes acudieron al lugar en el que habían quedado y allí arrestaron a los dos presuntos extorsionadores.

Para su sorpresa, los policías comprobaron que en el mismo vehículo en el que habían transportado a la menor viajaban también un hombre y una mujer, también rumanos, cuyo destino era la localidad madrileña de Pinto y otra ciudad del entorno de la capital de España.

Los agentes tomaron declaración a estas dos personas, las cuales tuvieron que continuar viaje por sus propios medios. La furgoneta de paquetería en la que habían viajado fue intervenida por los funcionarios de la policía nacional.

Etiquetas