Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

MEDIDA CONTRA INCENDIOS

Defensa estudia permitir el acceso de los rebaños al área de seguridad de San Gregorio

La propuesta del Ayuntamiento de Tauste disminuiría el riesgo de incendios forestales en el campo de maniobras zaragozano.

En la zona siniestrada.
Defensa estudia permitir el acceso de los rebaños al área de seguridad de San Gregorio
DELEGACIóN DEL GOBIERNO

Defensa estudia la posibilidad de que los rebaños puedan acceder a la zona de seguridad del campo de maniobras de San Gregorio para eliminar la vegetación y disminuir la posibilidad de que se produzcan incendios forestales como el de 2009. La directora general de Infraestructura del Ministerio, Mónica Melle, explicó ayer en Tauste que la petición del Ayuntamiento “se está analizando por parte de la Inspección General del Ejército y se ve con buenos ojos”.

Precisó que en otros campos militares como el de El Retín en Cádiz, utilizado por la Armada, tienen acuerdos con las asociaciones de ganaderos que van a pastar al campo. “Además de generar actividad económica en la zona, viene bien a Defensa porque ayuda a la eliminación de rastrojos y a limpiar para prevenir incendios”, expuso Melle, quien visitó junto al director general del Medio Natural y Política Forestal de Medio Ambiente, José Jiménez, las actuaciones de mejora que se llevan a cabo en la zona afectada por el incendio de San Gregorio. En el proyecto para regenerar el monte, cuyo inicio se ha hecho esperar seis meses, se han invertido 1,2 millones. “Las obras consisten en la eliminación de madera quemada para evitar la propagación de plagas, hacer fajinas para evitar la erosión y a continuación repoblar en los sitios que así lo requieran. En el caso de San Gregorio se incorporan una serie de tratamientos destinados a recuperar la biodiversidad atendiendo a que se han quemado lugares incluidos en la Red Natura 2000”, explicó Jiménez.

Los trabajos en el monte, como ya se indicó en marzo, continuarán durante 25 años y supondrán una inversión total de 7 millones en la zona exterior del campo militar, área en la que se priorizan las actuaciones. Por su parte, la iniciativa de mejora del hábitat natural, dotada con 300.000 euros, incluirá “la construcción de seis balsas para anfibios, el cuidado de una zona de interés geológico, dos muladares para aves carroñeras y el arreglo de casetas en cuyos tejados anidará el cernícalo primilla”, precisó el director de Gestión Forestal de la DGA, Alberto Contreras.

Junto a ellos estuvieron el delegado del Gobierno, Javier Fernández, y los alcaldes de Tauste, Pradilla, Remolinos y Torres, así como representantes de Tragsa.

Preguntada por el archivo de la causa relativa al origen del incendio, Melle aseguró que Defensa hizo una investigación y vio “que no había ningún tipo de responsabilidad penal y que el fuego se debió a una cuestión desafortunadamente fortuita, a un posible cristal o desecho que había en el suelo pero no ocasionado por ninguna persona”. “Estamos satisfechos con la decisión”, concluyó.

Etiquetas