Despliega el menú
Zaragoza

CAMPO DE BELCHITE

Recogen las cartas de los niños en la iglesia de Belchite sin saber si habrá cabalgata

Los vecinos aún desconocen qué hará el 5 de enero la dirección de Interpeñas, a la que corresponde organizar los actos navideños.

El embajador de los Reyes Magos recoge hoy por la tarde las cartas de los niños en la iglesia de Belchite. Mientras los pequeños aguardan con ilusión ese momento, entre los adultos cunde la división por la actividad que ha promovido la parroquia cuando la organización de estos actos corresponde a Interpeñas. Y la incógnita de si habrá cabalgata o no, dado el mutismo de los responsables de ese colectivo, contribuye a enrarecer el ambiente.

La Navidad se acerca, y en el municipio recuerdan lo que ocurrió el pasado 5 de enero. Hubo seis majestades, tres en la cabalgata 'oficial' que recorrió las calles de la localidad y otros tres en una celebración alternativa en el templo de San Martín. La duplicidad se produjo por la postura crítica del párroco, José Luis Bautista, hacia el Ayuntamiento gobernado por María Ángeles Ortiz (PSOE). El Consistorio delegó hace más de dos décadas la preparación de las fiestas a Interpeñas, que aglutina a distintas asociaciones, y el religioso montó un programa paralelo en 2010.

Bautista ha movido ficha por segunda vez consecutiva anunciando en las hojas parroquiales y en carteles la visita del paje real Abdulá Alahím a la iglesia, donde hoy adorará al niño Jesús y tomará una por una las cartas para que Melchor, Gaspar y Baltasar conozcan su contenido. Ya el 5 de enero, sus majestades de Oriente acudirán al templo cargados de regalos.

Por el lado de Interpeñas, nada. La dirección no ha comunicado los pasos que van a dar, ni los habitantes de Belchite los tienen demasiado claros. Sigue sin despejarse el interrogante de la tradicional cabalgata. Los responsables del colectivo han rehusado hacer declaraciones a este periódico sobre el asunto. A principios de mes, fuentes de Interpeñas sí manifestaron que se habían reunido con el cura y que lo más lógico sería que hubiera un acto conjunto fuera y dentro del templo.

El año pasado, por estas fechas, Interpeñas ya había puesto por el pueblo hojas informativas con su agenda navideña, así como pregones en el Consistorio. Entonces se plantearon llamar a un paje real (al final no lo hicieron porque se adelantó el párroco) y recogieron regalos en la sala de exposiciones municipal. Ahora no han lanzado ningún aviso, o al menos no ha trascendido.

Parte de la población teme que no haya cabalgata y solo se celebre la visita real en la iglesia. No desean que los niños se queden sin el desfile, la chocolatada o, los caramelos, ya que siempre ha habido animación en la calle. En caso de que así fuese, algunos padres están en la disyuntiva de si ir al templo o no para ver a los Reyes Magos, puesto que fueron al acto 'oficial'. A pesar de todo el revuelo, solo hay un punto de concordia: que las discrepancias perjudiquen a los verdaderos protagonistas de la fiesta.

Etiquetas