Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

INVESTIGACIÓN POLICIAL

El juez deja en libertad al teniente jefe de la unidad de antidroga de Málaga

El guardia civil rehusó declarar ante los agentes de la Unidad de Asuntos Internos y se desconoce si se le imputa algún cargo.

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Fuengirola (Málaga) dejó en libertad ayer al jefe de la unidad antidroga de Málaga, detenido en el marco de una operación contra una supuesta trama relacionada con el tráfico de drogas. El teniente de la Guardia Civil, que no quiso declarar ante los agentes de la Unidad de Asuntos Internos que lo detuvieron el jueves, no tendrá que cumplir ninguna medida cautelar. Por el momento, no ha trascendido si se le imputa o no algún cargo por los que fue arrestado, ya que el juez ha decretado el secreto de las diligencias. A quienes sí se les atribuyen varios hechos delictivos -entre ellos favorecer el tráfico de drogas, omisión el deber de perseguir delitos, asociación ilícita y blanqueo de capitales- es a los otros dos agentes de la Benemérita y a un ex miembro del Instituto Armado que fueron apresados el pasado miércoles y que deberán comparecer en el juzgado los días 1 y 15 de cada mes como medida cautelar.

Respecto al teniente V. F. F., cuya carrera se ha desarrollado en su mayor parte en Zaragoza, donde también dirigía el grupo antidroga, las sospechas que recaen sobre él estarían relacionadas con la forma y los métodos empleados para investigar los delitos de narcotráfico. Esta manera de actuar estaría también en el origen de las detenciones de los guardias a su cargo.

La investigación que dio lugar a la intervención de la Unidad de Asuntos Internos comenzó la pasada primavera, cuando se abrieron diligencias para indagar en una supuesta trama relacionada con el tráfico de estupefacientes y que, al parecer, salpicaba a agentes del cuerpo destinados en la provincia de Málaga, según informó el diario Sur. Inicialmente, las pesquisas, dirigidas por un juzgado de esa capital, permitieron la intervención de un alijo que se produjo el pasado 21 de septiembre en una playa de Marbella. Ese día, los investigadores del Instituto Armado interceptaron unos 1.400 kilos de hachís que una organización dedicada al narcotráfico pretendía introducir en España, según el mismo diario.

A raíz de esa intervención, se abrieron una serie de líneas de investigación que se fueron ramificando y que dieron origen a nuevas operaciones. Una de ellas se saldó con una decena de detenidos, entre ellos un agente adscrito a la Brigada de Policía Judicial de la Guardia Civil de Málaga, que en esas fechas se encontraba de baja, y dos abogadas. Ocho de esos arrestados ingresaron en la cárcel por orden judicial.

Etiquetas