Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

EN EL GRANDE COVIÁN

"El principal problema es la saturación"

Inaugurado en 1995, es el único de especialidades que hay en la margen izquierda y atiende a más de 200.000 personas.

Sara Sagaste, ayer en el centro Grande Covián.
"El principal problema es la saturación"
ARáNZAZU NAVARRO

Solo unos minutos en su puerta con el goteo constante de pacientes dan una idea del número de personas que atiende a diario el centro Grande Covián. Es el único de especialidades de la margen izquierda y están adscritos más de 200.000 usuarios.

Inaugurado en 1995, el centro ha soportado como ha podido el importante crecimiento del distrito. Algunas especialidades, como Traumatología (con cinco meses de demora) y Cardiología (hasta seis), se han resentido y todos coinciden en la necesidad de construir un nuevo equipamiento de especialidades en la zona. En concreto, en el barrio del Actur. Sin embargo, los presupuestos han jugado de nuevo una mala pasada.

Aunque "contenta" por la atención recibida por parte de los médicos, Sara Sagaste, de 75 años, una de las usuarias, es clara a la hora de hacer una valoración: "Es que esta zona ha crecido tanto. Está todo un poco saturado", asegura.

Ella salía ayer de coger una cita para Oftalmología. Hace poco tiempo que la operaron de cataratas y ahora, toca revisión: "Me han dado para seis meses. Operar me operaron pronto, pero luego las consultas es otra cosa", señala. Pero Oftalmología no es la única especialidad con demora. "En Reumatología tampoco se quedan atrás. Siempre te dan para tres o cuatro meses. Aunque depende de las especialidades", relata esta simpática mujer.

Sara achaca todos los problemas al crecimiento desmesurado de la margen izquierda. Recuerda que los problemas de especialidades se extienden también a Atención Primaria. "En el centro de salud de La Jota, en ocasiones, tienes que pedir cita con tres días de antelación, pero claro si estás mala...", comenta. De hecho, reconoce que la atención es buena porque son los profesionales los que por vocación se vuelcan y dan más de lo que realmente les corresponden. "El otro día mi médico me dijo que había visto en una sola tarde a 40 personas... Se vuelcan, pero es demasiado", concluye.

Etiquetas