Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

DROGAS

Un joven extranjero acude a Urgencias tras tragar casi cien 'bellotas' de hachís

El joven, de unos 30 años y que sigue ingresado por intoxicación, portaba en su estómago medio kilo de droga por valor de 3.000 euros.

Radiografía de M. E.
Un joven extranjero acude a Urgencias tras tragar casi cien 'bellotas' de hachís
HERALDO

Acudió a Urgencias del Miguel Servet porque se encontraba mal, y los médicos que lo atendieron pronto descubrieron la causa. En las radiografías, decenas de "cuerpos extraños" ocupaban su intestino. Eran las 22.15 de la noche del pasado 10 de diciembre y el equipo sanitario que le atendía avisó a la Policía.

Según ha podido saber este periódico, M. E., un extranjero de unos 30 años de edad, buscó el auxilio de los servicios sanitarios después de haberse tragado unas 100 'bellotas' de hachís. Él alegó que las había ingerido tras comprarlas en un parque de Madrid, donde estaba de visita, y que lo hizo para no tener que dejarlas en las maletas a la vuelta, ya que podrían robárselas o perderse. Aseguró que las había adquirido para su autoconsumo.

Además, el afectado no vive aquí, sino que se dirigía hacia la localidad navarra en la que reside, pero hizo escala en Zaragoza y al encontrarse mal porque supuestamente se le había roto alguna de las bolsas que cargaba, se dirigió al hospital.

Fuentes sanitarias reconocieron que en un primer momento pensaron que el número de bolas era menor, cercano a las 70, pero que a lo largo de la semana expulsó casi 30 más.

La Policía custodió a M. E. durante tres días, pero desde el 13 ha quedado en libertad, aunque el martes pasado aún permanecía ingresado y recuperándose de la fuerte intoxicación que había sufrido. Ese mismo día se le tomó declaración, en la que estuvo presente su abogado, el letrado Simón Lahoz. El caso lo está instruyendo el Juzgado de Instrucción número 4 y el imputado será juzgado por un delito de tráfico de drogas.

La Policía calcula que en el interior del joven había más de 518 gramos de hachís (cada bola pesaba unos 5,4 gramos), que según el precio de mercado estarían valorados en unos 3.000 euros.

La cantidad de 'bellotas' que portaba no es nada desdeñable, aunque en otros casos insólitos una sola persona ha llegado a transportar más de 200 unidades. Así ocurrió el año pasado en Jaén, cuando un joven expulsó 206 con un peso aproximado de 1.100 gramos.

Las personas que se encargan de transportar la droga de esta manera son conocidos popularmente como 'mulas', si bien este joven asegura que llevaba la mercancía para su consumo particular. Las 'bellotas' de hachís están recubiertas de plástico y una leve rotura en cualquiera de ellas puede causar una sobredosis mortal, aunque siempre depende de la cantidad y la calidad de la droga.

Etiquetas