Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TRÁFICO DURANTE LAS FIESTAS

La Guardia Civil se suma a la campaña de control de alcohol y drogas en Navidad

La Policía Local de Zaragoza ya empezó el pasado viernes y prolongará el dispositivo especial hasta el 9 de enero. En las carreteras, la DGT hará 20.000 comprobaciones diarias.

Un agente, en un control de alcoholemia
La Guardia Civil se suma a la campaña de control de alcohol y drogas en Navidad
A. NAVARRO

Los zaragozanos han podido comprobar desde el pasado viernes cómo la Policía Local ha ampliado su número de controles de alcohol y drogas y también ha variado los horarios y lugares habituales en los que suele instalarlos. Desde ayer, la Dirección General de Tráfico (DGT), a través de los distintos destacamentos de la Guardia Civil, tiene previsto hacer 20.000 controles de alcoholemia cada día en las carreteras españolas.

El motivo no es otro que la nueva campaña de Navidad, que se prolongará hasta el próximo 9 de enero en Zaragoza -y hasta el domingo 19, por parte de la DGT- y que tiene como objetivo disuadir a los conductores que han bebido para que no cojan el coche y garantizar la seguridad de los demás.

Los controles en las carreteras no solo se instalarán por la noche, sino también en horarios más cercanos a la finalización de las habituales comidas de empresa o con amigos, propias de estas fechas, en las que se incrementa el consumo de alcohol, uno de los principales factores de riesgo de accidente.

En la capital aragonesa, los dispositivos habituales convivirán con los aleatorios, que se colocan en cualquier punto de la ciudad -incluso en los barrios rurales- y en cualquier tramo horario y tienen una duración menor que los normales. De esta manera, se intenta abarcar el mayor número posible de zonas.

Como en campañas anteriores, la DGT ha invitado a los ayuntamientos de más de 25.000 habitantes para que se sumen a esta iniciativa y que aumenten la vigilancia en sus cascos urbanos, algo que en Zaragoza ya se está haciendo desde el pasado día 10.

A los controles se suma la divulgación de una cuña radiofónica en la que se recuerda a los conductores que el alcohol es una de las mayores causas de accidentes de tráfico. El anuncio hace mención expresa a las numerosas celebraciones que se esperan estos días de Navidad y hace un llamamiento directo a los conductores para que no se pongan al volante después de haber bebido ni dejen que nadie lo haga. La cuña recuerda que lo más importante de las celebraciones son las personas con las que se celebra. "No hagas que te esperen toda la vida", es el mensaje.

Al mismo tiempo, la Federación Nacional de Asociaciones de Lesionados Medulares y Grandes Discapacitados Físicos emitirá su propia campaña de sensibilización con el lema: "No corras, no bebas, no cambies de ruedas".

En 2009, el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses sometió a análisis toxicológico a 923 conductores fallecidos en accidente, de los cuales, 277 presentaron una tasa de alcohol superior a la permitida. Su ingesta no solo aumenta el riesgo de accidente, sino que también repercute en una mayor mortalidad, al ser un factor relacionado con un peor pronóstico en las lesiones sufridas.

Desde que en diciembre de 2007 se modificó el Código Penal, 33.987 conductores han sido detenidos por circular con una tasa de alcohol superior a 0,60 miligramos por litro, lo que supone que dos de cada tres delitos contra la seguridad vial están relacionados con el alcohol. Además, el 14% de los puntos retirados han sido por conducir habiendo bebido antes.

Etiquetas