Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EJÉRCITO

Comienza el regreso de los militares aragoneses de misión en el Líbano

El grueso del contingente volverá este jueves, tras pasar cuatro meses en la base Miguel de Cervantes, ubicada en Marjayun.

Un militar de la Brigada de Caballería Castillejos II besa a su pareja, ayer, en el aeropuerto de Zaragoza.
Comienza el regreso de los militares aragoneses de misión en el Líbano
A. NAVARRO

Los militares de la Brigada de Caballería Castillejos II comenzaron a volver de su misión en el Líbano este fin de semana. Concretamente, ayer llegaron 152 efectivos al aeropuerto de Zaragoza. La niebla, que provocó el sábado el desvío de varios vuelos y algunas cancelaciones, no impidió que aterrizara su avión.

Según informaron fuentes del Ministerio de Defensa, el próximo jueves día 16 será cuando el grueso del contingente retorne a Zaragoza. Pero hasta entonces irán regresando paulatinamente varios aviones con militares de la brigada aragonesa.

Familias enteras, amigos y, sobre todo, muchas novias, esperaban ayer ansiosos la llegada de los efectivos. A las 9.20 de la mañana aterrizó el avión en el aeropuerto de Zaragoza. Los 152 militares que iban en él, tras recoger sus pertenencias, se reencontraron por fin con sus seres queridos y vivieron así momentos muy entrañables.

"Te he echado tanto de menos... No te vuelvas a ir, por favor", le decía a uno de los militares recién llegados su novia, que, emocionada, al mismo tiempo le abrazaba.

Los miembros de la Brigada de Caballería Castillejos II han sustituido durante los últimos cuatro meses a la Brigada de Infantería Ligera Paracaidista Almogávares VI. La nueva agrupación partió de forma escalonada en cuatros vuelos que comenzaron el pasado 9 de agosto. Los últimos de los casi 800 efectivos aragoneses llegaron a la base Miguel de Cervantes, ubicada en la localidad de Marjayun (Líbano), el 16 de agosto.

El acto de transferencia de autoridad entre los generales españoles Gómez de Salazar y su sucesor, el general Medina, tuvo lugar el 15 de agosto, y estuvo presidido por el general Alberto Asarta, jefe de la FINUL (Fuerza Interina de Naciones Unidas para el Líbano).

Entre sus funciones, la misión española, integrada por unos 1.100 soldados, está la realización de patrullas en coordinación con el Ejército libanés, el establecimiento de puestos de observación a lo largo de la Línea Azul o el desarrollo de actividades de Cooperación Cívico-Militar con las autoridades locales.

Además de los militares de la Brigada de Caballería Castillejos II, con base en Zaragoza, el contingente español en el Líbano ha contado con militares de la Agrupación de Apoyo Logístico número 61 (Valladolid) y del Batallón de Helicópteros de Maniobra VI (Canarias).

También 115 miembros de la Brigada de Infantería de Marina del Tercio de la Armada de San Fernando (Cádiz) se sumaron al contingente.

Etiquetas