Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

PRESIDENTE DEL PONTIFICIO CONSEJO DE LA FAMILIA

Ennio Antonelli: "Las palabras del Papa sobre el preservativo no suponen un cambio"

El cardenal italiano visitó ayer Zaragoza para clausurar el congreso 'Ayudar a la familia hoy'.

Ennio Antonelli: "Las palabras del Papa sobre el preservativo no suponen un cambio"
Ennio Antonelli: "Las palabras del Papa sobre el preservativo no suponen un cambio"

¿Cuál es el papel que a su juicio debe desempeñar la familia en la sociedad actual?

Es célula vital de la Iglesia. En cuanto existe esta vocación de encarnar el amor de Dios en la Iglesia, también está la misión de evangelizar, llevar el amor de Cristo a los demás. Los esposos, entre sí, se manifiestan el amor de Cristo y de la misma manera hacia los hijos. Y luego toda la familia hacia los demás, porque la familia verdadera debe estar unida y abierta a la vez. Por eso es célula fundamental de la Iglesia. Juan Pablo II llama a la familia pequeña Iglesia misionera por su vocación de transmitir el amor de Cristo en su manera evangelizadora. La familia da a la sociedad dos dones incomparables: los nuevos ciudadanos, los hijos, y las virtudes sociales, o sea, el amor, la solidaridad, la confianza?

¿Y cómo puede ayudar la sociedad a la familia?

Es un recurso insustituible para la sociedad y por eso la sociedad debe sostener a la familia, debe favorecer la estabilidad de la pareja y no incentivar la separación, incentivar la natalidad. Una de las causas de la decadencia del Imperio Romano fue la desnatalización. Y también incentivar la educación de los hijos, conciliando trabajo y familia. La sociedad debe sostener a la familia.

¿Qué importancia ha tenido la última visita de Benedicto XVI para la Iglesia española?

El Papa tiene una predilección por España. Parece que haga una especie de péndulo entre España y Roma. Ha venido a Valencia, a Barcelona, a Santiago y vendrá a Madrid. Se da cuenta de que España y su historia de cristianismo ha tenido un primerísimo papel. Basta en pensar en la evangelización de América. Pero la misión evangelizadora de España todavía no ha acabado y debe continuar.

Durante ese viaje el Papa habló del "laicismo agresivo" que había en España. ¿A qué se refería?

No sé a qué se refería, pero laicismo no es lo mismo que laicidad. Laicidad es apertura a todas las posiciones, propuestas, componentes, sujetos de la sociedad civil, para que puedan expresar sus ideas y hacer sus propios proyectos. La laicidad es una actitud positiva de acogida de todos los sujetos de la sociedad civil: la libertad de conciencia, de palabra, de religión, la libertad de la Iglesia de hablar y presentar sus posiciones, como las presentan otros, maestros, filósofos, estrellas? Igualmente la Iglesia tiene el derecho de presentar su posición. Por supuesto no quiere imponer, sino proponer la reflexión, la conciencia, la responsabilidad de las personas. No hay ninguna invasión, es un derecho que todos tienen.

¿Y el laicismo?

Es una posición de prejuicio, desconfianza, de contrariedad a la Iglesia y a las religiones, que piensa que la religión debería quedar relegada y no entrar en el debate público. Considera que debe ser una cuestión individual, pero esto no es una posición que respete la libertad, no es verdaderamente democrático.

¿Y este laicismo es predominante en España?

Esto lo saben mejor ustedes...

En España son recurrentes las manifestaciones de colectivos cristianos en defensa de la familia. ¿La familia está en peligro?

¿En España? Es innegable que hay una crisis de la familia, del matrimonio, de la natalidad y de la educación. Pero también es verdad que hay muchísimas realidades prometedoras, por ejemplo tantísimos movimientos eclesiales, tantísimas asociaciones familiares? Hay un panorama extraordinario y maravilloso. Ciertamente hay un cambio de la cultura dominante que no favorece a la familia hoy, pero también hay un nuevo protagonismo de la familia, que toma conciencia de sus posibilidades y de sus derechos.

En España se ha aprobado el matrimonio entre homosexuales. ¿Qué razones tiene la Iglesia para oponerse?

La relación homosexual es una relación privada. Es obvio que los homosexuales tienen derecho a ser respetados como personas individuales. Pero el matrimonio no es una suma de dos personas, es una cosa nueva, es una unidad que aporta grandes beneficios para la sociedad. ¿Por qué la sociedad se interesa por el matrimonio entre el hombre y la mujer? No porque ellos quieran unirse, sino porque es un beneficio para la sociedad. ¿Qué beneficios aportan los matrimonios homosexuales a la sociedad? ¿Por qué la sociedad debería dar un reconocimiento público, institucionalizado? Otra cosa son las necesidades personales, pero el matrimonio no solo son los individuos, sino una identidad nueva.

En España se ha ampliado la legislación sobre el aborto. ¿Cómo lo valora la Iglesia?

Eso ya lo saben, es un discurso antiguo en España. La Iglesia es contraria al aborto. Pero no solo la Iglesia. No hay razón objetiva y científica para decir que la nueva vida después de la concepción no se trata de un ser humano.

Estos días se ha hablado de unas declaraciones del Papa, recogidas en un libro-entrevista de Peter Seewald relativas al uso del preservativo. ¿Suponen un cambio en la doctrina tradicional de la Iglesia respecto a la utilización de métodos anticonceptivos?

No es un cambio. El Papa se refiere a relaciones sexuales fuera del matrimonio, que ya de por sí son un grave desorden moral. Y en el fondo dice que quien usa el preservativo puede tener un signo de responsabilidad ante la vida del otro, un inicio de atención al otro y de respeto de la propia vida. Por tanto, es un signo positivo, pero sin embargo no significa que las relaciones fuera del matrimonio sean lícitas. Cuando uno roba con armas es peligroso porque también puede matar. Uno puede robar sin armas para no arriesgarse a asesinar a nadie. Pero eso no significa que robar sea bueno.

Etiquetas