Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

GASTO POLÉMICO

Críticas a la Junta del Colegio de Abogados por regalarse cestas navideñas

El gasto de los envíos, que nunca se habían hecho antes, es de 1.800 euros para 14 personas.

Uno de los últimos actos organizados en el Colegio de Abogados de Zaragoza.
Críticas a la Junta del Colegio de Abogados por regalarse cestas navideñas
HERALDO

Un autorregalo de cestas navideñas por valor de 1.800 euros, un viaje de dos días a Pamplona para siete personas por cerca de 5.000 euros o una camisa para el decano de 83 euros. Estos son algunos de los "gastos de representación" facturados por la actual Junta del Colegio de Abogados de Zaragoza que han salido a la luz en vísperas de elecciones y que ha motivado duras críticas de un sector de los colegiados.

Estas cuentas, correctas y justificables para el equipo de gobierno, son de "reprobable moralidad" para otros. De hecho, el próximo 14 de diciembre, cuando se celebre la junta general para aprobar los presupuestos de 2011, el abogado Luis T. García Medrano presentará una enmienda parcial en la que propone rebajar en 1.800 euros la partida de gastos de representación -la misma que gastaron los directivos en regalarse aguinaldos-, y destinarla a solidaridad.

"Dados los difíciles tiempos en los que vivimos todos los sectores sociales, hay gastos que resultan si no de dudosa legalidad, por apartarse del fin cuya provisión económica tiene, al menos son de reprobable gusto", señala el letrado, que recordó que nunca antes se habían hecho estos autorregalos.

También reprocha los 4.897 euros que el Colegio pagó por un viaje a Pamplona de seis miembros de la junta y el gerente, del 10 al 12 de junio, para participar unas jornadas de la abogacía. El viaje salió a 699,57 euros por persona. Como anécdota, el abogado también cuestionó la compra de una camisa para el decano, Ignacio Gutiérrez Arrudi, por 83,62 euros.

García Medrano recordó que en marzo ya fueron rechazadas las cuentas del Colegio de Abogados porque el presupuesto destinado a obras era de algo más de 60.000 euros pero se pidió un préstamo de 300.000, con lo que la desviación fue de un 364%.

Las críticas que García ha dedicado al decano en un foro de abogados le ha supuesto una petición de Ignacio Gutiérrez que "rectifique" o "ratifique" lo publicado "antes de valorar en la junta" el artículo que publicó en internet.

Por su parte, para el vicedecano, Javier Sancho-Arroyo, todas estas cuestiones "y las que cualquiera quiera plantear" se podrán discutir en la junta de presupuestos del próximo martes "con luz y taquígrafos". Sancho-Arroyo defendió la presencia de los miembros del equipo en las V Jornadas de Juntas de Gobierno que se celebraron en Pamplona y recordó que incluso el presidente del Consejo General de la Abogacía española, Carlos Carnicer, comentó al colegio que era interesante que enviaran una buena representación de Zaragoza.

Obras necesarias y funcionales

El vicedecano también justificó las obras emprendidas en la sede de la institución y aseguró que son "necesarias". "Sobre todo si queremos mantener la vieja aspiración de la abogacía de poder impartir la formación para el acceso a la profesión", manifestó el veterano letrado. "Hasta ahora, en España no era preciso que la abogacía estuviese presente en la formación de los nuevos letrados, como sí ocurría en Europa. A partir del año que viene, con la entrada en vigor de la nueva ley, el Colegio impartirá masters de acceso a la profesión, por lo que es necesario disponer de locales para hacerlo", explicó. Las obras previstas están destinadas a adecuar la sede de Don Jaime I para ese fin. "No son obras suntuarias, sino que son del todo funcionales", subrayó rechazando las críticas.

El presupuesto del Colegio de Abogados de Zaragoza es de unos seis millones de euros, en los que están incluidos los pagos delegados para el Turno de Oficio. El único ingreso que tiene la institución son las cuotas de los letrados.

Otro frente que tiene abierto el decano Ignacio Gutiérrez Arrudi, es la recusación como presidente de la junta electoral que le ha planteado otro letrado por pedir expresamente el voto, a través de cartas con membrete de la institución colegiada, para una candidatura de las que se presenta este próximo jueves a las elecciones para renovar la mitad del equipo (siete miembros).

Esta recusación ha sido planteada por Cristóbal Ramo, aspirante a vicedecano por al candidatura Profesionales de la Abogacía, que en las elecciones a decano encabezó Antonio Morán Durán. Ramo entiende que Gutiérrez Arrudi ha mostrado un evidente interés personal al inclinarse claramente por una de las candidaturas.

Etiquetas