Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TALLER

Más de 2.400 niños aprenden a evitar accidentes y prestar primeros auxilios

Unos 10.500 menores aragoneses sufrieron percances en 2007, pero el 35% no ha tomado ninguna medida para evitar que se repita.

Paloma Benedí, de 5º de primaria, intenta andar en línea recta con las 'gafas de borracho'.
Más de 2.400 niños aprenden a evitar accidentes y prestar primeros auxilios
VíCTOR LAX

Más de 2.400 niños aragoneses participarán este año en los 'Talleres CAI de buenas prácticas en prevención de riesgos y primeros auxilios para escolares', que organiza la Asociación para la Cultura Preventiva, el Medio Ambiente y saber actuar en Primeros Auxilios (Acupama), con el apoyo de Caja Inmaculada (CAI) y el Gobierno de Aragón.

Los alumnos de 5º y 6º de primaria del colegio Domingo Miral de Zaragoza fueron los protagonistas ayer en la presentación de la cuarta edición de los talleres. Arturo Iguacen y Víctor Ferrer aprendieron a hacer la maniobra de Heimlich -una técnica de emergencia para prevenir la asfixia por atragantamiento-. Víctor actuó de atragantado y se lo tomó tan en serio que acabó colorado, provocando risas entre sus compañeros.

Los 'Talleres CAI de buenas prácticas en prevención de riesgos y primeros auxilios' se desarrollarán hasta el mes de mayo de 2011. El objetivo es que los alumnos eviten accidentes y sepan actuar en emergencias comunes (quemaduras, heridas leves, contusiones, desmayos o atragantamientos).

"A los niños les gusta mucho ponerse unas gafas que emborronan la visión. Se ríen mucho, pero también se llevan la lección aprendida a casa", explicó Ignacio Albás, monitor de Acupama.

"Me he mareado cuando llevaba las 'gafas de borracho'. Veía todo doble y muy lejos", afirmó Paloma Benedí. "No hay que beber alcohol antes de conducir, porque puedes tener un grave accidente", añadió.

Las actividades tienen una duración de tres horas y se imparten en grupos de 25 alumnos. Tratan sobre prevención de accidentes en el colegio, en el hogar y en el trabajo. Además, también se les da nociones básicas sobre seguridad vial y primeros auxilios.

"Todos los talleres son participativos. El que más les gusta es el de apagar el fuego de la sartén", detalló Ignacio.

Para este curso, la Obra Social de CAI ha destinado 50.000 euros, lo que permitirá realizar 96 talleres en los que participarán estudiantes de 40 colegios de Zaragoza, Huesca y Teruel. En las tres ediciones anteriores la iniciativa fue muy bien acogida, con una participación total de 8.700 alumnos.

En la presentación, el presidente de Acupama, Enrique Sanchidrián, explicó: "Falta una cultura preventiva en la sociedad. La última estadística del Ministerio de Sanidad dice que más de 10.500 niños se accidentaron en Aragón en 2007". "Uno de los datos más preocupantes es que el 35% no ha tomado ninguna medida para evitar que se vuelvan a producir los accidentes", añadió.

Además, intervinieron Manuel Pinos, director general de Trabajo del Gobierno de Aragón, María González, directora de la Obra Social de CAI, y Jesús Valle director del Instituto Aragonés de Seguridad y Salud Laboral (Issla).

La principal novedad de esta edición es la organización a partir de marzo del concurso 'El juego de los riesgos', en el que podrán participar los escolares, las familias y los colegios a través de la página www.acupama.com; el juego consistirá en identificar situaciones de riesgo en un mural donde se reproducen hábitos de la vida cotidiana y en saber cómo evitarlos.

Además, se introduce una novedad en la metodología que se basa en la explicación causa-efecto, de tal manera que se les enseña el riesgo, la medida de prevención para evitarlo y los primeros auxilios en caso de que se produzca el daño.

Los talleres han sido reconocidos por la Comisión Europea dentro del Compromiso Europeo para la reducción de Accidentes en Carretera '25.000 Lives to save' (25.000 vidas para salvar a?).

Etiquetas