Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

CINCO VILLAS

Los vecinos de Sádaba llevan 72 horas sin poder beber agua del grifo

Una avería del sistema de cloración afectó a 1.500 usuarios. Se espera que hoy se solucione.

Después de 72 horas sin que alrededor de 1.500 vecinos de Sádaba hayan podido beber agua del grifo, está previsto que el suministro vuelva a funcionar con normalidad hoy. Los problemas han estado relacionados con el sistema de cloración, donde el pasado martes, en pleno puente de la Inmaculada, se produjo una avería en el autómata que regula el paso del cloro al depósito de agua que, posteriormente, va a parar a cada uno de los domicilios.

Este hecho generó que ese mismo día el propio Ayuntamiento recomendara a los residentes en Sádaba, mediante sus canales de comunicación -entre ellos la página web-, que no bebieran agua del grifo y recurrieran a la mineral.

No obstante, los sadabenses sí han podido seguir utilizando el agua del grifo durante estas tres jornadas para lavar, fregar y realizar otras tareas domésticas.

El alcalde de Sádaba, Santos Navarro (PSOE), solicitó a la población “tranquilidad” y explicó que la recomendación se debió a que, durante unas horas, el agua que llegaba a los hogares estaba sin clorar.

Debido al fallo en el autómata, los técnicos se vieron obligados a cortar el suministro, vaciar el depósito donde se encontraba el agua clorada y reanudar el proceso habitual.

Fuentes municipales daban ayer por solucionada la avería, pero optaron por “la cautela” para cerciorarse de que, en efecto, la reparación se había ejecutado perfectamente.

El propio Navarro reconoció que no es la primera vez que se produce un incidente similar en este término municipal perteneciente a la comarca de Cinco Villas: “A lo largo de esta legislatura, no hemos tenido ningún suceso parecido, pero años atrás sí se registraron problemas de esta índole”, aseguró.

Un problema que, según las estimaciones del propio consistorio, ha afectado durante prácticamente tres días a alrededor de 1.500 personas, todas ellas residentes en Sádaba. El pueblo de colonización de Alera, núcleo perteneciente también a esa primera localidad, no se ha visto perjudicado, ya que utiliza otro depósito alternativo de agua.

Etiquetas