Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

VACACIONES

Martes de 'acueducto'

El puente de la Constitución y de la Inmaculada cambió la rutina de la ciudad. Familias enteras pasearon y compraron regalos de Navidad. Muchos funcionarios cogieron el día libre para alargar los días festivos.

Un acueducto. Casi, casi como el de Segovia. En esto se ha convertido para muchos zaragozanos el puente de la Constitución y la Inmaculada. Desde el viernes 3 de diciembre hasta hoy, cientos de vecinos han podido disfrutar de unos días de fiesta. Era difícil creer que ayer martes fuera laborable. Por las calles paseaban familias enteras, el tráfico era relajado y cientos de turistas hacían fotos en el belén gigante de la plaza del Pilar y en la Aljafería.

Otros aprovecharon para empezar la compra de regalos de Navidad. A los niños les brillaban los ojos en los centros comerciales mientras veían todos los juguetes que van a pedir a los Reyes Magos y a Papá Noel. Como solo faltan quince días para la Nochebuena, muchos no dudaron en aprovechar estos días para poner el belén y decorar el abeto en familia.

Algunos más han pasado este puente fuera de la capital aragonesa. Ayer ya se podía ver a numerosos zaragozanos con la cara morena y la marca de las gafas de esquiar. La apertura de las pistas pirenaicas ha sido todo un éxito, a pesar del mal tiempo. Los que todavía siguen por ahí volverán esta tarde ya que mañana es laborable para todos.

Pero también estaban aquellos que no pudieron disfrutar de los cinco días libres. Los que no tenían moscosos ni días libres, no tuvieron más opción que ir a trabajar.

Los funcionarios, al 50%

Las instituciones mantuvieron ayer abiertos parte de los servicios de atención al público. Aunque fue considerable la disminución de personal en todas las administraciones, en las que no hubo filas de ciudadanos porque la mayoría estaban de viaje o de compras. Los papeleos y trámites, a partir de mañana.

En el Servicio Provincial de Economía, Hacienda y Empleo trabajaron la mitad, según algunos empleados: "Estamos los que no teníamos días libres y nos hemos quedado sin puente".

La Agencia Tributaria, sita en la calle de Albareda, no facilitó datos oficiales, pero varios funcionarios explicaron que "ha venido gente, pero no ha habido colas. El personal era más que suficiente. En los despachos de arriba sí que hay menos empleados que en una jornada normal", añadieron.

El Registro Mercantil también acusó un notable descenso de trabajadores. En el registro número 10 solo acudieron a trabajar 5 de los 15 empleados y, en el 13, estuvieron 3 de 10.

El Ayuntamiento de Zaragoza no quiso dar datos, pero distintos trabajadores del edificio Seminario dijeron que en su departamento estaban a un 50 por ciento.

Fuentes del Gobierno de Aragón explicaron que con los funcionarios que trabajaron ayer "estaban garantizados todos los servicios de información, tramitación y gestión". "Hubo una disminución muy significativa de afluencia de público", resaltaron.

Mañana, tras estos cinco días de fiesta, todos volverán a sus puestos. Los mayores, al trabajo y, los más pequeños, al colegio.

Etiquetas