Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

tráfico

La Policía detiene a cinco conductores que circulaban ebrios de madrugada

Dos de ellos zigzagueaban por la calzada y otros dos no respetaban la señalización.

Hasta cinco conductores -cuatro varones y una mujer- fueron detenidos durante la madrugada de ayer por circular ebrios por las calles de Zaragoza. Solo uno de ellos fue detectado en un control rutinario de alcoholemia. A los otros cuatro les dio el alto alguna patrulla al sorprenderles zigzagueando por la calzada o cometiendo alguna infracción. Todos superaron la tasa penal -0,60 mg/l de aire-, por lo que se les imputó un delito por conducción de vehículos a motor bajo la influencia del alcohol y se les citó para juicio rápido.

Según informó la Policía Local, el primer arresto tuvo lugar a las 00.30 en la calle de Bolonia. Los agentes se percataron de que un vehículo no llevaba una trayectoria recta, por lo que sospecharon que su conductor podía circular con alguna copa de más y le ordenaron detenerse. Al someterse a la prueba del etilómetro, se confirmaron sus sospechas.

Algo más tarde, sobre la 1.30, un control preventivo de la Policía Local permitió sorprender a otro conductor influenciado por el alcohol. Los municipales se habían instalado en el paseo de la Independencia, a la altura del número 6, por donde pasó un hombre de 49 años identificado como J. B. C. Al someterse a la prueba, este rebasó también la tasa penal.

Solo un cuarto de hora después, sobre la 1.45, otra patrulla cazó a otra conductora ebria en la Ronda de la Hispanidad. La mujer, de 40 años e identificada con las iniciales F. L. P. C., zigzagueaba de un carril a otro, lo que obligó a los agentes a darle el alto. Al soplar en el etilómetro, la conductora arrojó una tasa de 0,75 mg/l, por lo que también tendrá que comparecer ante el juez.

Los dos últimos arrestos se practicaron en el paseo de Echegaray y Caballero y en el puente de Santiago, respectivamente. Según informó la central de operaciones del 92, eran las 2.25 cuando un coche patrulla se percató de que un vehículo accedía desde el puente de Santiago a la avenida de César Augusto y, al llegar a la altura del Mercado Central, ignoraba una señal de prohibido circular. Aunque solo podían continuar recto los autobuses y los taxis, el conductor decidió seguir por este tramo.

Tras darle el alto, los agentes pidieron al conductor -D. J. G. G., de 40 años- que soplara en etilómetro, y arrojó una tasa de 0,65 mg/l.

La última detención de la noche se produjo sobre las 3.15, como consecuencia de una maniobra antirreglamentaria. El conductor, de 35 años e identificado con las iniciales S. O. P., arrojó una tasa cuatro veces superior a la permitida, por lo que también se abrieron diligencias contra él.

Etiquetas