Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

MANCOMUNIDAD CENTRAL DE ZARAGOZA/campo de belchite

Jaulín y Fuendetodos se movilizarán por el mal estado de la carretera que les une

Los municipios tomarán medidas si el Gobierno de Aragón no da una solución para la A-2101, cuyo firme está muy deteriorado.

ZARAGOZA. "No podemos quedarnos parados, algo tenemos que hacer". Esas palabras, pronunciadas por el alcalde de Jaulín, Jesús Ignacio Ortillés (PAR), son fruto del hartazgo existente por el mal estado de la A-2101, que conecta esa localidad con Fuendetodos y Botorrita. Los socavones, el firme deteriorado y las obras de acondicionamiento que no llegan han cansado a los vecinos, que amenazan con movilizarse para reclamar a la DGA que actúe.

El peor tramo de esta carretera autonómica, de unos ocho kilómetros, es el de Botorrita-Jaulín, mientras que el que une esta última localidad con Fuendetodos, de 13, está en mejores condiciones al haber sido reformado hace un par de años. Los regidores de Jaulín y Fuendetodos han abordado el problema en varias ocasiones y han llegado a la conclusión de que tienen que hacer ruido. Ortillés señaló que van a darse un tiempo para ver qué medidas adoptar y posiblemente habrá novedades a principios de 2011. Resaltó el malestar de los ciudadanos, que incluso han hablado de cortar la carretera y que están dispuestos a manifestarse.

El primer edil de Jaulín aseguró que el Gobierno de Aragón se comprometió a comenzar los trabajos en 2010, si bien duda de que vayan a iniciarse en diciembre. Ortillés comprende que la crisis frena los proyectos, de ahí que se muestre "indignado" porque la reforma no se haya acometido antes, cuando la coyuntura financiera era bien distinta. Ortillés comentó que la A-2101 no tiene puntos negros, pero remarcó la singularidad de su recorrido al haber un circuito cicloturista. De hecho, debido a la nutrida presencia de ciclistas, los vehículos no pueden circular a más de 50 kilómetros por hora en fines de semana y festivos. Alertó de que hay grupos de ciclistas que han dejado de hacer la ruta, lo que afecta a los hosteleros.

Su número dos, la teniente de alcalde María Pilar Burdío, consideró que la administración debería hacer "más hincapié" en el asunto de la carretera, por la que pasan a diario quienes acuden a Zaragoza o a las empresas de la zona (con el tráfico de camiones que conlleva). Añadió que en varias ocasiones los operarios, a modo de 'parche', han echado brea para cubrir socavones y agujeros. Burdío explicó que en el tramo Botorrita-Jaulín se han llegado a colocar dos letreros (uno a la salida del segundo municipio) que alertan del "firme deformado" de la vía.

"La carretera nunca ha estado tan mal", enfatizó Joaquín Gimeno, alcalde de Fuendetodos (PSOE). Afirmó que recientemente mantuvo una reunión con responsables del Departamento de Obras Públicas. Estos habrían reconocido que es necesario arreglarla, aunque habrían recordado la precaria situación financiera, de la que el edil es consciente. No obstante, Gimeno criticó la "doble vara de medir" del Gobierno, puesto que tiene la sensación de que se "han arreglado carreteras en mejor estado que la A-2101 y, además, con menos volumen de tráfico".

Por su parte, Timoteo Ortillés Gracia, responsable del Ayuntamiento de Botorrita (PAR), lamentó que siguen esperando la actuación en la travesía y que sus habitantes desean el arreglo de la "impracticable" A-2101. "Esta obra se tendría que haber ejecutado hace años", lamentó. Asimismo, se ofreció a reunirse, junto a sus homólogos de Jaulín y Fuendetodos, con la DGA.

Etiquetas