Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

tribunales

Justicia tramita la repatriación

Un juez de Familia de Zaragoza le ha retirado la guarda y custodia por actuar contra los derechos de la menor y de su padre.

El Ministerio de Justicia está tramitando la repatriación de una niña de 8 años, hija de un zaragozano, cuya madre, natural también de la capital aragonesa, se la llevó a México el pasado 9 de abril. La mujer ha sido denunciada por sustracción de menores, delito que está siendo investigado por el Juzgado de Instrucción número 6. El hombre lleva siete meses sin poder ver o hablar con la niña y espera que la Policía la localice pronto para poder ir a buscarla.

Al mismo tiempo, el magistrado del Juzgado de Primera Instancia número 6 de Zaragoza ha retirado la custodia a la madre puesto que considera que al marcharse como lo hizo "actuó con total desprecio a los derechos de la menor y del padre" y decidió "unilateralmente un cambio de domicilio", sin contar para nada con el progenitor, a pesar de que "la autoridad familiar era compartida".

El juez explica en su fallo que "es muy importante tener en cuenta que en España, cuando una persona tiene solo derechos de visita pero al mismo tiempo es cotitular de la patria potestad, autoridad familiar en Aragón, retiene importantes derechos y obligaciones respecto a las decisiones que se tomen sobre el menor". Por lo tanto, la salida de un menor al extranjero requiere el consentimiento de ambos progenitores titulares de la patria potestad o, en su defecto, de la autoridad judicial, puntualiza el magistrado.

Para el juez, esto es lo que ocurre en el presente caso y considera que la postura de la madre es "inasumible" puesto que "ha privado al padre del ejercicio de sus derechos". "Y -añade en la sentencia- (la madre) no ha colaborado en modo alguno con este juzgado para que se pudiera decidir la legalidad o no de la medida por ella tomada". Por ese motivo, le retira la custodia y le impone las costas del proceso.

La pareja se separó en 2005, cuando la cría tenía 2 años, y el juez otorgó la guardia y custodia a la madre y un régimen de visitas para el padre, además del reparto de cargas familiares y pago de créditos bancarios que estimó oportuno, de acuerdo con la situación profesional y económica que alegó y demostró cada uno. En 2008 obtuvieron la sentencia de divorcio por mutuo acuerdo.

La mujer conoció a una nueva pareja, natural de México, y en marzo vendió el piso en el que vivía con su hija y, tras pagar deudas, se fue con 90.000 euros, según explica el abogado del padre de la niña, Miguel Ángel Caamaño. El 9 de abril, la mujer solicitó un cambio de visitas para el progenitor pero ese mismo día, sin dar tiempo obviamente a obtener respuesta judicial, se fue a este país norteamericano. Alegó que tenía una oferta de trabajo, lo que luego se demostró ser falso. La salida la tenía preparada ya que, según el letrado, previamente pidió un certificado de escolarización de la niña.

Aunque el juez la citó en julio y en octubre, no compareció. Lo mismo hizo en el juicio que se celebró en noviembre y en el que se le ha retirado la custodia.

En estos momentos, hay un procedimiento abierto para localizar a la niña, otro para encontrar a la mujer y un tercero para detener a su actual pareja, ya que está en busca y captura por el Juzgado de lo Penal número 7 porque en una ocasión agredió al padre de la menor y le causó lesiones.

Etiquetas