Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TRANSPORTE

El Ayuntamiento confía en despachar 80.000 nuevas tarjetas ciudadanas

El autobús, las 'bizis', los museos, los párquines municipales, los centros deportivos o las bibliotecas ya pueden pagarse a través de este servicio.

La nueva tarjeta puede utilizarse para el servicio Bizi.
El Ayuntamiento confía en despachar 80.000 nuevas tarjetas ciudadanas
VíCTOR LAX

La de la biblioteca, la del autobús, la de las 'bizis'... El Ayuntamiento se ha propuesto acabar con el póquer de tarjetas en el bolsillo de los ciudadanos y acaba de lanzar una ambiciosa campaña para promocionar la tarjeta ciudadana, que "unifica, facilita e integra las gestiones, de momento, de hasta siete servicios municipales". Los museos, los párquines de titularidad municipal e, incluso, los abonos de las piscinas o el alquiler de pistas en los centros deportivos están también al alcance de los zaragozanos a través de una misma tarjeta.

"Lo siguiente que se incorpore será el tranvía y el aparcamiento en superficie, esto es, las zonas azules y amarillas de las calles de la ciudad", explicaba ayer Ricardo Cavero, director general de Ciencia y Tecnología del Ayuntamiento. También, en un horizonte inmediato está previsto que incorporar el Auditorio, la Filmoteca, los teatros, el wi-fi ciudadano (que se encuentra en fase de licitación) y toda la administración electrónica, el 80% de cuyos expedientes ya pueden completarse a través de internet.

El pasado mes de abril comenzaron las pruebas piloto con este sistema de tarjetas y ya hay más de 7.500 ejemplares que funcionan en la ciudad. Ahora, el Consistorio busca la migración de los 80.000 usuarios de la tarjeta Fluvi y del servicio Bizi y, paulatinamente y con el boca a boca, procurará que se extienda al resto de población.

Dos modalidades

La tarjeta ciudadana, que puede solicitarse en internet (www.zaragoza.es) y recogerse en la junta municipal que más convenga al usuario, es gratuita y se ofrece en dos modalidades. La de prepago es la de monedero electrónico que se puede ir recargando en 150 puntos de Zaragoza. El sistema es el ya conocido por la tarjeta bus. La otra modalidad es la de pospago, que está ligada a una cuenta corriente o una tarjeta de crédito y se tramita en las entidades financieras colaboradoras, en este caso, Ibercaja. Miguel Saldaña, director territorial de Ibercaja en Zaragoza, explicó ayer que en todas las oficinas de la ciudad ya se ofrece información sobre las tarjetas, que también tienen una 'versión oro' destinada a los jubilados mayores de 65 años. De hecho, con este documento también se puede acceder a centros y comedores de mayores.

En el Consistorio recuerdan que se ha de ser previamente socio de determinados servicios (como el Bizi o las bibliotecas) y que se mantienen los descuentos por desempleo, familia numerosa, discapacidad...

Etiquetas