Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

OBRAS PÚBLICAS

Las ofertas para levantar la Ciudad de la Justicia rebajan su precio hasta un 36,6%

Las grandes constructoras españolas y aragonesas se alían para optar a los tres lotes de la obra, que se licitaron por 30 millones.

El parón de la obra pública ha provocado un auténtico aluvión de ofertas al concurso para la construcción de la Ciudad de la Justicia de Zaragoza, cuyo coste se podría reducir hasta un 36,6% gracias a las sustanciales rebajas planteadas por las empresas. La sociedad pública Zaragoza Expo Empresarial licitó las obras en tres lotes por un importe que supera los 30,1 millones de euros (sin IVA), pero la mayoría de las propuestas económicas presentadas plantean dejar la factura en torno a los 20 millones.

Las principales constructoras del país y las firmas aragonesas especializadas en la obra pública han concurrido al concurso, en la mayor parte de los casos en uniones temporales. De hecho, solo cinco de las veinte ofertas que se han presentado a cada lote de la Ciudad de la Justicia van firmadas por una por una empresa.

La sociedad pública de la Expo ha apostado por dividir en lotes la reconversión del recinto de Ranillas para minimizar riesgos y repartir trabajo entre más empresas. Al igual que hiciera en el caso del parque empresarial que se acaba de terminar, la obra de la Ciudad de la Justicia se ha separado en tres lotes: por una parte, el pabellón frente al Ebro que en su día ocuparon los países musulmanes y por otra, el bloque de las comunidades autónomas, subdividido en dos.

La adjudicación, sin fecha

En los tres casos, las ofertas de Vías y Construcciones (del grupo ACS) e Inobare son las más bajas, superando el 33,8%. El resto también ha presentado importantes recortes y, en el peor de los casos, la reducción es del 7,3%. Las ofertas van firmadas, entre otras constructoras, por Sacyr, Acciona, OHL, Dragados, San José, Ferrovial, Comsa y las aragonesas Mariano López Navarro, Estructuras Aragón y Lobe.

Fuentes oficiales de la Corporación de Empresas Públicas de Aragón señalaron que la adjudicación aún no tiene fecha pese a que el plazo de presentación expiró en octubre. Restaron importancia a la demora y señalaron que, "de momento", no afecta a los plazos dados para la inauguración de la Ciudad de la Justicia, prevista para octubre de 2012.

El tiempo empieza a correr en contra del Gobierno de Aragón, dueño del 98% de las acciones, ya que a la primera fase de la obra civil le seguirán después las licitaciones de las instalaciones (19 millones), de las lamas metálicas (algo más de un millón) que protegerán las fachadas y de la urbanización de su entorno.

La Ciudad de la Justicia ocupará, en total, cerca de 50.000 metros cuadrados y dispondrá de una planta sótano separada del resto del complejo de Ranillas por razones de seguridad. En este espacio bajo tierra se habilitarán, además de los calabozos, los archivos y las plazas de aparcamiento reservadas para los magistrados, secretarios y fiscales. Para ello, se dispondrá de 17.700 metros cuadrados.

Con la reconversión, los pabellones sumarán un total de 62.100 metros cuadrados, que darán cabida a los 65 juzgados existentes y a la creación de otros 21, organizados mediante Unidades Procesales de Apoyo Directo (Upad) tras la aprobación de la nueva oficina judicial. Con el espacio libre, se podrá atender las expectativas de crecimiento durante los siguientes diez años.

Etiquetas