Despliega el menú
Zaragoza

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

SIN VÍCTIMAS MORTALES EN EL SINIETRO DEL AUTOBÚS DE GM

Siete de los heridos en el accidente siguen en la UCI

El siniestro del autobús, que trasladaba a trabajadores del turno de noche de la planta de Figueruelas de regreso a sus domicilios, dejó 38 heridos. Ocho de ellos han sido dados de alta.

Los bomberos durante las labores de rescate.
Ocho de los heridos en el accidente del autobús de GM están en la UCI y 21 hospitalizados
JAVIER CEBOLLADA/EFE

Sobre las 6.35 de este viernes, el autobús que trasladaba, como cada día, a los trabajadores del turno de noche de la fábrica de General Motors España, en la localidad zaragozana de Figueruelas, de regreso a sus casas, sufrió un accidente en la autovía A-68, a la altura de la estación intermodal de Delicias. El vehículo, que realizaba la ruta de La Almozara, se salió de la autovía, saltó una valla de protección y cayó de pie por una altura de unos diez metros. Como resultado, sus 38 ocupantes sufrieron heridas de diversa consideración.

A última hora de la tarde de este viernes, continuaban ingresadas en los hospitales Miguel Servet, Clínico Universitario y en el Royo Villanova, 20 de los heridos. A lo largo del día, ocho fueron dados de alta, pero otros siete siguen en unidades de cuidados intensivos, precisaron desde el Gobierno de Aragón.

Tras ponerse en marcha el dispositivo de emergencia después del accidente, los heridos fueron trasladados a los siguientes centros de Zaragoza: los hospitales Miguel Servet, Clínico Universitario y Royo Villanova, a las Clínicas Quirón, Montpelier y Montecanal, así como al hospital de la Mutua de Accidentes de Zaragoza.

Las personas heridas tienen entre 36 y 58 años de edad y, a lo largo de la mañana, recibieron la visita del alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, y la consejera de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón, Luisa María Noeno.

En el operativo sanitario trabajaron cuatro UVI móviles, dos ambulancias de soporte vital básico y otras nueve convencionales, además de dos unidades del Servicio de Emergencias de Atención Primaria de Salud. Los Bomberos de Zaragoza enviaron una UVI móvil y una ambulancia convencional y Cruz Roja Española desplazó una ambulancia de soporte vital básico.

Coordinación "perfecta"

La consejera de Salud, Luisa Noeno, ha señalado que la coordinación ha sido "perfecta" y se ha puesto de manifiesto "la capacidad para organizarnos y responder de forma muy rápida a un accidente tan grave y tan importante". Noeno, ha indicado en rueda de prensa que las lesiones son óseas y que algunos de los heridos han sufrido lesiones medulares, en la columna vertebral y en el cráneo.

Sin embargo, la consejera ha destacado la celeridad con la que han trabajado el Servicio 061 de emergencias del Salud, así como los Bomberos de Zaragoza y Cruz Roja. La consejera desea una rápida recuperación de todos los accidentados.

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, ha confiado en que "todo salga bien y salgan adelante" los 38 heridos en el accidente de autobús. Igualmente, el consejero de Política Territorial, Justicia e Interior, Rogelio SIlva, ha subrayado la buena coordinación de los distintos servicios de emergencia implicados.

Asimismo, el presidente del Comité de empresa de la fábrica de General Motors España, José Juan Arceiz, ha lamentado lo ocurrido, que ha calificado de "tragedia" y ha confiado en que los heridos se recuperen "y se quede sólo en eso, sin que haya un desenlace fatal".

Arceiz ha aclarado que se trataba de un grupo de trabajadores de la ruta once. El autobús habría volcado al tratar de evitar una colisión con otro vehículo, cayendo de pie por un terraplén de unos ocho metros de altura. Según las primeras informaciones que aún están siendo investigadas, el mayor impacto ha sido en la parte delantera del autobús, por lo que uno de los heridos graves podría ser el conductor.

El accidente más grave en 30 años

General Motors España también ha lamentado "profundamente" el accidente y ha fijado como "prioridad" en estos momentos atender a las familias y a los heridos tras el siniestro "más grave" de los últimos treinta años. Además, se ha puesto en marcha una línea 900 para los familiares y los trabajadores de la compañía que se interesen por sus compañeros, en la que se irá actualizando la información. El número de teléfono es 900 111 009.

En rueda de prensa en la factoría de Figueruelas, Antonio Cobo, el director general de la planta de la que salieron los trabajadores que sufrieron el accidente, ha explicado que General Motors espera que finalice la investigación de la Policía Judicial sobre lo ocurrido para adoptar "las decisiones oportunas".

Para la Dirección de General Motors la seguridad "es la prioridad número uno", ya que "en treinta años, con una flota de 150 autobuses", que no se haya registrado "un mayor número de accidentes constataba la seguridad". Antonio Cobo ha apuntado que "accidentes de este nivel nunca ha habido, quizás sí alguna colisión menor" en las rutas que llevan a los trabajadores a la planta y a sus domicilios.

Cobo ha tenido conocimiento del suceso "al llegar a la planta, a las 6.30 horas", de forma que se ha trasladado junto al director de personal al lugar del accidente, donde también se encontraba una representación del Comité de Empresa y el director general de Therpasa, empresa propietaria del autobús accidentado.

Al ser preguntado por las explicaciones ofrecidas por la compañía de autobuses propietaria del vehículo, Cobo ha indicado que han explicado la misma información con la que ya contaban, sin "nada adicional".

El director general de la planta, ha agradecido "la rápida intervención" de la policía y de los servicios sanitarios. Ha confirmado que de todos los heridos, siete permanecen en la UCI, aunque no sabe "el nivel de gravedad, porque los servicios médicos aún no han ofrecido valoraciones de los accidentados", ha señalado Cobo.

La seguridad, lo primero

El director de Personal, Pedro Escudero, ha recalcado que General Motors "es muy exigente cuando contrata las empresas de transporte, exige de forma exhaustiva toda la documentación, licencias y experiencia del conductor" y, a este respecto, ha manifestado que "casualmente la semana pasada la Guardia Civil realizó una inspección aleatoria a la empresa de transporte y todo salió bien", así como el autobús accidentado era "relativamente nuevo".

Escudero ha explicado que la ruta once, que ha sufrido el accidente, cuenta con dos autobuses en el turno de noche, a lo que ha agregado que "en cada turno hay unos cuarenta autobuses diferentes". En el turno de noche hay veinte rutas y, en total, durante el día circulan 150 autobuses. Antonio Cobo ha añadido que entre un 70 y 80 por ciento de la plantilla de Figueruelas acude al trabajo en estos autobuses que la empresa contrata con cinco compañías de transporte.

Sobre la posibilidad de que la Dirección de GM España se persone como parte en caso de que se demuestre una imprudencia por parte del conductor del vehículo que se ha cruzado con el autobús, el director de Personal, Pedro Escudero, ha abogado por "esperar a que la policía judicial termine las diligencias y, en ese momento, tomaremos la decisión oportuna".

Etiquetas