Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

APARCAMIENTO

El nuevo sistema de la zona azul abre la puerta a que sea obligatoria la rotación en las plazas

Con ello se impediría que los coches renueven el tique varias veces, aunque el Ayuntamiento no lo aplicará todavía. Desde marzo del año que viene se permitirá el pago por móvil y, más adelante, por internet.

El nuevo sistema de la zona azul abre la puerta a que sea obligatoria la rotación en las plazas
El nuevo sistema de la zona azul abre la puerta a que sea obligatoria la rotación en las plazas

La zona azul de Zaragoza sufrirá una revolución a comienzos del año que viene, ya que el 1 de diciembre se va a producir un relevo en la titularidad de la gestión que traerá novedades importantes. Estos cambios podrían ser aún más radicales unos meses más tarde si el Ayuntamiento toma la decisión de implantar la rotación obligatoria de las plazas, algo que exige la ordenanza municipal, pero que hasta ahora nunca se ha controlado. La tecnología de las nuevas máquinas, que se comenzarán a instalar en febrero de 2011, facilitará la aplicación de esta norma, que impediría a un usuario cambiar el tique de estacionamiento varias veces, una práctica habitual para muchos usuarios.

Así, alguien que aparcara en la zona azul podría dejar su vehículo un máximo de dos horas, o de una si se trata de la zona naranja. Para poder seguir estacionando no le valdría con cambiar el coche de plaza o de calle, sino que tendría que salir de la zona de estacionamiento y aparcar en otra, de entre las once en las que está dividida la zona azul de Zaragoza. Esto se podrá controlar fácilmente por los operarios del servicio, ya que el usuario tendrá que introducir su matrícula para sacar el tique. Si ya ha sacado un recibo con un determinado número de matrícula, no podrá sacar otro consecutivamente. Además, los controladores tendrán toda esta información en los dispositivos electrónicos que llevarán encima.

De momento, el Ayuntamiento no tiene pensado exigir a la nueva empresa que aplique la normativa. Fuentes de Servicios Públicos señalaron ayer que "es posible" que lo hagan "en un futuro", aunque sin concretar cuándo. Sí apuntaron que existe la posibilidad de comenzar a aplicarlo en una zona concreta de modo experimental, y dependiendo del resultado exportarlo después a todo el servicio. Sin embargo, las citadas fuentes apuntaron que el sistema de rotación "en general funciona bien", por lo que esta aplicación no corre prisa.

El nuevo sistema de zona azul introduce muchas más novedades. Algunas de las más importantes afectan a las posibilidades de pago, que se amplían para comodidad del usuario. Además de poder abonar en metálico, también se podrá hacer con la tarjeta ciudadana, que también permitirá subir al autobús urbano, al tranvía y pagar en algunos párquines, entre otras gestiones. De hecho, en los 327 nuevos parquímetros se podrá recargar la tarjeta ciudadana. Esta posibilidad es una de las mejoras que introdujo la ganadora del concurso público, la empresa Z+M, integrada por Vinci Park y Mariano López Navarro.

Pero una de las grandes novedades será la posibilidad de pagar por teléfono o por internet. Para ello, los usuarios tendrán que registrarse y dar un número de cuenta en el que se cargarán sus gastos. En la modalidad de pago por teléfono, el conductor llamará a un número gratuito cuando aparque el coche para avisar de que lo ha dejado. Cuando se lo lleve, tendrá que volver a llamar para decirlo, por lo que se le cobrará exclusivamente el periodo de servicio que vaya de una llamada a otra. Los controladores recibirán esa información en su dispositivo electrónico, por lo que sabrán cuándo el usuario ha avisado de que ha aparcado -y por tanto no debe ser sancionado- y cuándo no lo ha hecho.

Anulación de denuncia

Hay más cambios. Una de las mejoras con respecto al servicio actual es que la anulación de la denuncia se puede hacer en la máquina. Ahora, si al usuario se le pasa el tiempo de estacionamiento, tiene media hora para anular esta denuncia, y para ello tiene que buscar al controlador, que puede estar a varias calles de distancia, y pagarle dos euros. Con los nuevos parquímetros se mantiene esta cantidad -así como el resto de tarifas de zona azul-, pero se podrá abonar en los propios parquímetros, con el móvil o incluso por internet.

Los nuevos parquímetros, que funcionarán gracias a un pequeño panel solar instalado en la parte superior, se comenzarán a instalar en febrero, y deberían estar listos para la primera semana de marzo. Los cambios y novedades se irán introduciendo progresivamente. Entre ellas, también figura el hecho de que las pantallas de estos nuevos postes darán información servicio a los usuarios (obras, horarios de autobuses, farmacias de guardia...).

El coste del servicio que dará Z+M se estima en 3,2 millones de euros, y su importe se cubrirá con la recaudación obtenida en los parquímetros. El Ayuntamiento no asumirá los posibles déficit, mientras que participará al 80% en el superávit. En total, se gestionarán 6.777 plazas de aparcamiento, 2.715 para residentes y 4.062 de rotación. La empresa, además, tendrá que instalar 20 puntos de recarga para coches eléctricos, cuya ubicación aún no se ha decidido.

Etiquetas