Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

NARCOTRÁFICO

Desarticulan una banda colombiana que distribuía droga desde Rosales del Canal

La Policía Nacional ha detenido a 14 personas, todas ellas en Zaragoza. La operación se ha desarrollado en dos fases y en ella se han intervenido 2,2 kilos de cocaína y más de 21.000 euros.

La Policía halló 1,2 kilos de cocaína en la guantera de un vehículo procedente de Madrid.
Desarticulan una banda colombiana que distribuía droga desde Rosales del Canal
POLICíA NACIONAL

La Policía Nacional ha conseguido desarticular una banda colombiana que llevaba meses introduciendo cocaína en España desde Sudamérica. El destino final de parte de esa droga era la capital aragonesa, donde se distribuía en pequeñas cantidades tras ser adulterada en un laboratorio clandestino ubicado en una vivienda del barrio de Rosales del Canal. En el marco de la operación Pastor, como se la ha bautizado, se ha detenido a un total de 14 personas. Salvo una de ellas, que es natural de Zaragoza, todas las demás son de nacionalidad colombiana.

Según informó ayer la Jefatura Superior de Policía de Aragón, las primeras pesquisas se iniciaron el pasado mes de abril, cuando se detectó que el cabecilla de la organización -también colombiano y con domicilio en Madrid- hacía visitas periódicas a la capital aragonesa para contactar con personas de su mismo país. Se supo entonces que la droga que llegaba al aeropuerto de Barajas desde Bogotá también se vendía en Aragón.

Los agentes encargados de la investigación llegaron a detectar el traslado de uno de los colombianos afincados en Zaragoza a la capital colombiana. Su misión era servir de ‘mula’ para la introducción de un alijo de cocaína en nuestro país. Sin embargo, esta operación de importación de droga pudo ser frustrada gracias a la intervención de la Policía colombiana, que detuvo a este individuo en el aeropuerto de Bogotá cuando se disponía a coger un vuelo de regreso a Madrid.

Como se pudo comprobar posteriormente, esta persona había ingerido más de cien ‘cápsulas’ de cocaína, con un peso total de un kilogramo. Si una sola de esas bolitas se hubiera disuelto en su estómago, le hubiera provocado la muerte inmediata. Como es habitual en estos casos, tras detectar mediante radiografía que ocultaba la cocaína en su cuerpo, se consiguió que la expulsara.

Tras este arresto, las investigaciones del Grupo de Estupefacientes de la Jefatura de Aragón se centraron en averiguar cómo recibía el grupo de colombianos de Zaragoza la droga que luego comercializaba. Y se detectó que uno de los detenidos organizaba viajes de forma asidua a Madrid para traer pequeñas partidas.

El pasado mes de octubre, en una primera fase de la operación, se procedió a la detención de seis personas de nacionalidad colombiana en Zaragoza y a la intervención de 1,2 kilogramos de cocaína ocultos en la guantera del vehículo utilizado para el traslado de la droga.

En un registro posterior, la Policía halló un laboratorio de adulteración de la droga ubicado en una vivienda del barrio de Rosales del Canal de Zaragoza. La estratégica ubicación del piso les facilitaba la conexión con la autovía de Madrid. Los agentes se incautaron allí de otros 380 gramos de cocaína, sustancias adulterantes y plantas de marihuana con un peso superior a los 4,5 kilogramos.

En el registro de otro piso de la capital aragonesa, propiedad del principal sospechoso, se hallaron alrededor de 6.500 euros en metálico, procedentes, supuestamente, de la actividad ilegal de la banda.

La segunda fase de la operación Pastor se inició el pasado 10 de noviembre y culminó con la detención de los otros ocho miembros de la red y la interceptación de otro transporte de cocaína procedente de Madrid.

En esta última intervención, se incautaron 700 gramos de cocaína, balanzas para el pesado de la droga y más de 15.000 euros en metálico.

Según fuentes de la Jefatura Superior, sobre uno de los catorce detenidos pesaba una orden de búsqueda y captura por quebrantamiento de una condena por un delito de robo a mano armada.

Etiquetas