Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

HERALDO ABIERTO

"La puerta del colegio Monsalud es una pista de patinaje"

Los padres de este centro de las Delicias critican el mal estado de la calle peatonal que da acceso al colegio, con un charco casi perpetuo y maceteros rotos.

Francisco Sanz, vicepresidente de la Asociación de Padres, junto al charco en la puerta del colegio.
"La puerta del colegio Monsalud es una pista de patinaje"
OLIVER DUCH

Cuando caen cuatro gotas, en la puerta del colegio Monsalud de Zaragoza se crea un gran charco que puede durar días. Más de medio millar de niños y profesores tienen que pasar por ahí a diario para entrar a clase. El charco ha provocado caídas y numerosas quejas de los padres, que critican que el Ayuntamiento no lo solucione. "La puerta de nuestro colegio es una pista de patinaje", denuncia Francisco Sanz, vicepresidente de la Asociación de Madres y Padres (AMPA) y miembro de Izquierda Unida, que apoya su reclamación y también pide que se tomen medidas.

El charco está en la calle peatonal de Marianela García Villas, por donde entran al centro los alumnos de 3º de Infantil y los de Primaria (los de 1º y 2º de Infantil acceden por otra puerta lateral). La calle tiene un pequeño desnivel que hace que se acumule agua. "Tenemos un charco perpetuo y cuando se seca se convierte en un barrizal. Es un peligro y ha habido caídas. Hemos denunciado esta situación varias veces en la Junta de Distrito, pero no nos hacen caso. No parece que sea muy difícil ni muy caro solucionarlo. Habría que levantar la calle y colocar bien las baldosas", señala Francisco.

Varios padres y madres también han denunciado la situación a título particular, como Ana Quílez. Su hija se resbaló hace dos años en este punto y se cayó de bruces. Se rompió un diente y se hizo una herida en el labio. La madre denunció lo sucedido en el Ayuntamiento y ante la Policía Local. "Yo pedía que nos pagaran el coste del dentista, cerca de 1.000 euros, y, sobre todo, que arreglen la zona para que no se repitan las caídas. Meses después me contestaron que había pasado el plazo legal de reclamación. Y veo que el charco sigue un curso tras otro", se lamenta Ana.

El colegio Monsalud tiene 650 alumnos de Infantil y Primaria. "La calle de Marianela García es muy transitada. Muchos padres nos quedamos con los niños después de clase a jugar en la placita que hay delante del cole. También pasan por aquí muchos abuelos que van a llevar o recoger a sus nietos. El invierno pasado se heló el charco, es un riesgo", añade.

Los padres también se quejan del mal estado de unos maceteros de ladrillo y cemento que hay en esta zona. Tienen más de un metro de altura. "Están muy agrietados y tenemos miedo de que se rompan y caigan sobre los niños", apunta Francisco Sanz.

Etiquetas