Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

DEBATE DEL ESTADO DE LA CIUDAD

Lo que no dijo el alcalde

Belloch hizo un amplio análisis de su gestión. Sin embargo, no habló de temas como inmigración, juventud o mujer; tampoco del campo de fútbol o del metro.

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, llevaba mucho tiempo preparando su discurso. Desde hace semanas llevaba 'friendo' a su equipo de gobierno y a sus colaboradores con datos y más datos para presumir de gestión. Y lo hizo. Durante una hora regó su discurso de cifras, resumiendo sus logros en todas las áreas. Sin embargo, hubo áreas y proyectos que se quedaron fuera.

 

1 - El campo de fútbol. Ni una sola mención en su discurso. Uno de los proyectos estrella del PAR, su socio de gobierno, se quedó fuera. Está atascado en el estudio de viabilidad, que tenía que haberse presentado hace meses y que sigue sin salir a la luz. Ni en los presupuestos de la DGA ni, previsiblemente, en los del Ayuntamiento, habrá partidas específicas para este proyecto.

 

2 - El metro también queda fuera. El otro gran proyecto de ciudad del PAR no corrió mejor suerte. Belloch habló de movilidad, pero no de metro. En el debate del año pasado, incluyó la línea este-oeste en su discurso, pregonando que se estudiaría una alternativa de trazado. Este año, nada de nada.

 

3 - Un año sin presupuestos. A su manera, y desde el ángulo que ofrece el sillón de alcalde, Belloch habló de economía. Sin embargo, nada dijo de los presupuestos de 2011, que corren un serio riesgo de quedar prorrogados, con los problemas que ello acarrearía. Las cuentas están en el aire y a punto de caerse de golpe, salvo un acuerdo con CHA, único grupo que se ha ofrecido a negociar y al que el alcalde no hizo ningún guiño para tratar de seducir, salvo un tímido acercamiento por la tarde.

 

4 - Los problemas de cobro de proveedores y entidades. Como siempre sucede en estos casos, Belloch tomó las cifras e indicadores económicos que le convenían. Otros, más negativos para él pero tan objetivos como los suyos, se quedaron lógicamente fuera. Por ejemplo, los problemas de cobro que tienen muchos pequeños proveedores del Ayuntamiento, que han pasado en cuatro años de cobrar a 83 días a hacerlo a 121. Además, entidades sociales como los centros de tiempo libre llevan un retraso de seis meses en el cobro.

 

5 - Inmigración, juventud, mujer, educación... Belloch se centró en los logros alcanzados a nivel de equipamientos e infraestructuras, pero poco habló de políticas dedicadas a los inmigrantes, a los jóvenes, a la mujer o a la educación. Los tres primeros asuntos ni se pudieron intuir entre su discurso; de la educación solo mencionó la construcción de escuelas infantiles, nada hubo sobre las políticas y los proyectos educativos de su gobierno.

 

6 - Impuestos a grandes empresas. Pasó de puntillas por la subida del IBI y del IAE a las grandes empresas, lo que ha creado un fuerte malestar en la patronal. Se limitó a una alusión indirecta a las quejas suscitadas, sin entrar en el asunto.

Etiquetas