Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

CINCO VILLAS

Tauste descubre una nueva visión de su pasado musulmán

La excavación arqueológica efectuada en el ensanche del casco urbano de Tauste sigue deparando sorpresas sobre el pasado del municipio, así como del origen de su torre.

Tauste descubre una nueva visión de su pasado musulmán
Tauste descubre una nueva visión de su pasado musulmán

La excavación arqueológica efectuada en el ensanche del casco urbano de Tauste sigue deparando sorpresas sobre el pasado del municipio, así como del origen de su torre. La Asociación Cultural El Patiaz encargará el análisis de los restos humanos pertenecientes al cementerio musulmán que se ha localizado para conocer la datación exacta de los enterramientos.

El análisis mediante el carbono 14 permitirá datar con exactitud el siglo al que pertenecen los restos. "Es un paso fundamental para que el estudio realizado sea concluyente y poder determinar si son de la época taifal o mudéjar", explicó Enrique Galé, presidente del colectivo que junto al Ayuntamiento ha promovido el proyecto.

La localización del cementerio musulmán, de considerables dimensiones como se baraja ante los testimonios de los vecinos de esta zona, abriría la puerta a "una nueva visión de la historia de Tauste porque permite asegurar la presencia musulmana durante la Edad Media, algo que parecía descartado. Además, no se limita a Tauste, sino que la posibilidad de la existencia de una medina zagrí en esta zona y las teorías respecto al arte zagrí, en general, modifican las visiones generales de una parte importante de la Historia de Aragón", dijo.

El arquitecto técnico Jaime Carbonel ya anticipó en una conferencia incluida en el programa de las Jornadas de Historia en 2008 que los restos humanos que desde hace décadas venían apareciendo en las obras y movimientos de tierras en la zona del ensanche de Tauste solo podían pertenecer al cementerio musulmán, que únicamente pudo estar ubicado junto al camino principal de acceso a la población.

La gran superficie de la necrópolis justificaría una importante población y la existencia de una mezquita. Hasta el momento se ha considerado que cuando Alfonso I conquistó el municipio "prácticamente no tenía entidad de población, eran unas pocas casas ubicadas en lo que ahora se conoce como Barrio Nuevo", señaló Carbonel.

El arquitecto mantiene que existen evidencias "de tipo constructivo en la torre, hasta ahora considerada mudéjar, de las que se deduce que es claramente anterior al templo, por lo que se trataría del alminar de la mezquita que hubo y en cuyo solar se construyó posteriormente la iglesia reutilizando el alminar como campanario". De esta manera, la torre de Tauste se había construido dos siglos antes de la fecha en que se había considerado hasta este momento, hacia 1284 y ya bajo el dominio cristiano.

Los argumentos de ese trabajo están en la línea de otros investigadores anteriores. Carbonel cita al profesor Íñiguez Almech y, posteriormente, Agustín Sanmiguel Mateo y los arquitectos Javier Peña Gonzalvo y José Miguel Pinilla Gonzalvo, "quienes vienen detectando desde hace años la existencia de torres y otras edificaciones catalogadas como mudéjares, cuando realmente se trata de alminares zagríes y construcciones de la época andalusí tanto en Zaragoza capital como en pueblos de la provincia". "Posiblemente, la realización de estudios arqueológicos en los alzados de estos edificios corroboren algún día estas afirmaciones que ya, de por sí, vienen siendo bastante evidentes", concluye.

Los trabajos de excavación en la cata de la necrópolis terminaron el pasado día 2 con el descubrimiento de una cuarta tumba, correspondiente a un niño y que estaba situada junto a uno de los enterramientos. Antes se hallaron tres cadáveres adultos, apoyados sobre su costado derecho y con la cara orientada hacia el sureste, mirando hacia La Meca.

Etiquetas