Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Un motorista, en estado crítico tras chocar con una valla y 'volar' 24 metros

Acababa de recuperar el carné, tras casi un año y medio de retirada por su segunda condena por un delito de tráfico. La víctima, tinerfeño de 39 años, circulaba en una moto de 600 cc recién adquirida.

Un motorista permanecía anoche sedado en la unidad de cuidados intensivos del Miguel Servet, a donde llegó a primera hora del sábado en estado crítico tras chocar violentamente contra una valla detrás de la estación intermodal de Delicias. Aunque en un primer momento se temió lo peor, los resultados de las primeras pruebas permitían a los médicos ser algo más optimistas. En cualquier caso, reconocían que las primeras 24 horas son críticas y habrá que esperar a ver cómo evoluciona el paciente.

La víctima, un tinerfeño de 39 años identificado con las iniciales C. J. D. P., se salió de la calzada cuando circulaba por la avenida Ciudad de Soria, antiguo tramo urbano de la A-68. El accidente se produjo a las 2.40, cuando apenas había tráfico, y ningún otro vehículo se vio implicado. Según fuentes de la investigación, antes de chocar contra la valla de protección, el motorista remontó la mediana y circuló casi 30 metros por ella. Tras el impacto, la víctima 'voló' otros 24 metros, hasta quedar tendida en el asfalto.

Un taxista que circulaba por delante escuchó el fuerte golpe y avisó enseguida a las urgencias. El herido, que llevaba puesto el casco protector, fue asistido en un primer momento por un equipo médico de los Bomberos, y su uvi móvil lo trasladó después a Urgencias del Servet, donde quedó ingresado.

Por las características del siniestro, la Policía Local sospecha que el motorista pudo perder el control por un exceso de velocidad. Para comprobar si la víctima circulaba influenciada por el alcohol, se ha pedido al hospital Miguel Servet que aporte los análisis de sangre que se le practicaron a su llegada. Estos serán incluidos en el atestado policial que se entregue después al juez.

Había perdido el carné 2 veces

Según ha podido saber este periódico, la víctima del accidente de ayer había recuperado el carné de conducir el pasado 6 de octubre, tras haberlo tenido retirado por sentencia judicial durante un año y cuatro meses. No era además la primera vez que se le suspendía la licencia de conducir. De hecho, ya tuvo que entregarla anteriormente durante otros ocho meses por otro delito contra la seguridad vial.

Si finalmente se detectara la presencia de alcohol en sangre, el motorista sería imputado por otro delito de tráfico, en el que tendría un gran peso la reincidencia. En cualquier caso, la prioridad ahora es que supere las horas más críticas y se recupere favorablemente. De momento, parece que el casco le ha evitado sufrir lesiones en la cabeza. Sin embargo, sí presentaba ayer dificultades para respirar y tenía varias fracturas en las extremidades inferiores.

La moto en la que circulaba la víctima cuando impactó ayer contra la valla -si la hubiera rebasado, se hubiera precipitado desde una altura de unos seis metros- era una Kawasaki ZZ-R 600. Se trata de un vehículo que acababa de adquirir a comienzos de este mismo mes.

Etiquetas