Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

COMUNIDAD DE CALATAYUD

Conservas Falaguera sale a la calle para pedir su ubicación en las naves de Dana

La conservera mantiene una pugna empresarial con Tsia con objeto de adquirir las instalaciones.

Los trabajadores de Conservas Falaguera se manifiestan en Calatayud hoy al mediodía para expresar su apoyo a la dirección de su empresa, dispuesta a comprar las naves que Dana Automoción tiene en La Charluca. Hay un segundo comprador, Tratamientos Superficiales e Inyección Aplicada (Tsia), y entre las dos compañías se ha abierto una pugna por hacerse con las naves.

En Falaguera aseguran que si no salen de su ubicación en el casco urbano bilbilitano, desaparecen. Ni crece ni es competitiva y esperan un convenio urbanístico para poder construir aquí viviendas y financiar su proyecto. Desde Tsia afirman que alcanzarán las 80 personas en varias fases, y que son "imprescindibles" las naves para su desarrollo.

La gerente de Falaguera, Ruth Lázaro, manifestó que el 20 de abril hizo una primera oferta verbal de compraventa. Según explicó, durante el tiempo de conversaciones con la multinacional surgieron otros posibles compradores, pero "parece ser que solo prospera" la propuesta de Tsia, sustentada económicamente por "Lorenzo y Carlos Delso Ibáñez, y Landelino Dalda López, según el Boletín Oficial del Registro Mercantil", apuntó la gerente.

Lorenzo Delso es un importante empresario local, ex presidente del PP de Calatayud y ex concejal. En septiembre, Dana comunicó a Lázaro que tenía otra oferta y esta presentó su segunda propuesta. Fuentes de Tsia argumentan que "durante meses, la única oferta escrita de compra" fue la suya, e insisten en que en julio cerraron "definitivamente" su acuerdo con Dana, comunicándolo al Ayuntamiento en varias ocasiones, "sin que hubiera respuesta alguna".

Dana compró las naves al Ayuntamiento cuando se instaló. En aquel contrato, una cláusula determinaba que si su actividad se terminaba antes de 10 años (así ha ocurrido), la corporación mantenía el derecho de compra y debía comunicar su intención a la multinacional cuando esta le anuncie que tiene un comprador.

En Tsia dicen que ante el silencio municipal, Dana fijó de plazo hasta el 20 de octubre y que, "curiosamente" el 19, Falaguera presentó su segunda oferta, contraofertando la metalúrgica el 20. Tsia ha emprendido acciones legales para exigir el acuerdo con Dana. Lázaro se pregunta por qué los capitalistas de Tsia tienen "tanto interés en comprar las instalaciones cuando tienen naves y solares vacíos en venta y alquiler, sin obreros, que superan el espacio de Dana en más de seis veces".

Mientras, los empleados de la conservera han recogido 2.300 firmas y hoy salen a la calle bajo el lema 'Aquí cabemos todos'. El Ayuntamiento insiste en que la decisión de a quien vende es de Dana.

Etiquetas