Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

LIQUIDEZ MUNICIPAL

El retraso medio en el pago de las facturas a proveedores pasa de 83 a 121 días en cuatro años

El gobierno municipal incumple su compromiso de saldar sus deudas con las pymes en menos de 60 días. El vicealcalde recuerda que cuando el PP gobernaba la demora era mucho mayor.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha elevado durante los últimos años los plazos medios de pago a proveedores: si en 2006 se tardaba una media de 83 días, menos de tres meses, en abonar las facturas, a estas alturas de 2010 ya se han alcanzado los 121, según datos oficiales del propio equipo de gobierno PSOE-PAR en el Ayuntamiento. Este retraso supone un incumplimiento del decreto de austeridad que firmó el alcalde de Zaragoza en 2008 y que estableció un periodo de pago a las pymes de 60 días, que se reducirían a 30 en el caso de que se tramitaran por la vía electrónica, tal y como denunció ayer CHA. Nunca se ha conseguido este objetivo.

No obstante, el problema no es de ahora y pone en evidencia los problemas de pago que ha tenido el Ayuntamiento a lo largo de su historia. El propio vicealcalde, Fernando Gimeno, se encargó de recordarlo: el PP dejó en 2003 un periodo medio de pago a proveedores de 158 días, con unos presupuestos muy inferiores a los actuales y un volumen menor de facturas. Eso sí, cuando el PSOE cedió el gobierno al PP en 1995 ese periodo era de 229 días. En el primer mandato de Belloch se redujo el plazo hasta los 83 días de 2006. Después, se elevó la demora: 84 días en 2007; 91, en 2008; 108, en 2009; y 121, en 2010. En euros, la deuda a proveedores supera los 30 millones.

Gimeno achaca el progresivo empeoramiento de las ratios al brusco descenso que han tenido los ingresos municipales en los últimos años. Pero, sobre todo, culpa al decreto antidéficit del Gobierno central, que el pasado mes de junio obligó a los ayuntamientos a cancelar sus créditos a corto plazo antes del 31 de diciembre. El Consistorio, según Gimeno, debe devolver 70 millones de euros.

"Un Ayuntamiento como el de Zaragoza lo puede asumir con cierta comodidad", explicó Gimeno, que recordó que con las empresas se está hablando permanentemente y que se trata de resolver la situación de las que tienen más problemas para aguantar los retrasos. "Tenemos capacidad de respuesta", afirmó.

Es más, subrayó que en enero se volverán a suscribir créditos de tesorería para abonar los suministros y obras pendientes y reducir "por debajo de los 90 días" el periodo de pago. "Mi obsesión es bajar el plazo a un mes, pero no lo voy a resolver en dos días", dijo Gimeno, que recordó que el Consistorio "paga en menos días que las empresas".

Críticas del PP

El principal grupo de la oposición, el PP, rechazó las justificaciones dadas por Gimeno así como las acusaciones de que cuando gobernaban los populares se pagaba peor. "Cuando el PP llegó al gobierno se encontró facturas en los cajones que llevaban años sin abonarse. Hubo que hacer un plan de pagos para resolver este asunto", afirmó la portavoz popular, Dolores Serrat, que subrayó que "los niveles de deuda en aquella época no eran los de ahora". "Con Luisa Fernanda Rudi de alcaldesa el PP optó por amortizar deuda y pagar a los proveedores. Ahora no se paga y nos seguimos endeudado", declaró.

Serrat le recordó a Gimeno la Ley de Morosidad, que obliga a las administraciones públicas a pagar en 30 días en 2013 (en 2011 se debería llegar a 50), así como a establecer procesos de fiscalización de la deuda a los proveedores, con informes trimestrales de su evolución. "Gimeno no asume su parte de culpa. Ha negado la crisis, trampeado la contabilidad y se ha autoengañado", dijo. "Y mientras hablamos de esto, tenemos al consejero de Grandes Proyectos, Jerónimo Blasco, de fiesta y gastando lo que quiere", concluyó.

Etiquetas