Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TRÁFICO

Muere un pastor marroquí en una colisión en la carretera que une Bujaraloz y Caspe

La furgoneta que conducía la víctima, de 19 años, se incorporó desde un camino a la A-230, donde chocó contra otro turismo.

Un joven conductor de solo 19 años perdió ayer la vida en una colisión registrada en la A-230, carretera que une Caspe y Bujaraloz. El fallecido, de nacionalidad marroquí e identificado como Ratwan R., trabajaba como pastor en una explotación ganadera de esta última localidad. Sin embargo, estaba afincado y empadronado en la primera.

Según informó ayer la Delegación del Gobierno, el siniestro se produjo sobre las 8.20, a la altura del kilómetro 24 de la citada vía. Se trata de un tramo llano y con buena visibilidad, en el que apenas se producen accidentes. Por ello, se baraja como posible causa del choque una distracción del fallecido. En cualquier caso, la Guardia Civil de Tráfico ha abierto una investigación para aclarar lo sucedido.

Cuando se produjo la colisión, el joven inmigrante circulaba en una furgoneta Seat y se incorporaba desde un camino a la A-230. Todo apunta a que lo hizo demasiado rápido y sin percatarse de que se le venía encima un BMW, con el que terminó chocando. El conductor de este último vehículo no sufrió lesiones de importancia, pero el joven resultó gravemente herido.

Hasta el lugar del suceso se desplazó rápidamente un helicóptero del 112, pero el equipo médico no pudo hacer nada por la vida del vecino de Caspe. El accidente ha causado una gran conmoción en la ciudad, donde la comunidad marroquí es la más importante entre la población extranjera. Muchos de estos inmigrantes llegan cada año a la comarca buscando trabajo en el campo. Concluida la campaña agrícola, algunos consiguen prolongar su estancia en la provincia gracias a otros empleos. En el caso del fallecido, la falta de españoles que quieran dedicarse a cuidar ganado le había permitido acceder a un contrato.

No ha podido confirmarse todavía si el joven había llegado a Caspe con su familia o lo había hecho con otros compatriotas. En cuanto al conductor del BMW, aunque recibió un fuerte golpe, no fue preciso su traslado a un centro hospitalario.

El de ayer es el primer accidente mortal que se produce en Aragón este mes, tras un trágico octubre que se cerró con un total de 14 fallecidos. De hecho, fue el peor mes del año en cuanto al número de víctimas mortales.

Seis heridos en un bus urbano

Durante la jornada de ayer, se produjeron otros tres accidentes de tráfico en el casco urbano de Zaragoza. En uno de ellos, resultaron heridos seis pasajeros de un autobús urbano, que hizo una maniobra evasiva para evitar chocar con un turismo que se saltó una señal de stop. Según informó la Policía Local, el suceso se produjo a las 11.00 en el cementerio de Torrero.

Otras dos personas sufrieron lesiones de carácter leve en sendos siniestros registrados también ayer en la calle de Pablo Neruda y en la avenida de los Pirineos. El primero se produjo a las 8.05, y la víctima fue una mujer de 30 años, identificada con las iniciales S. M. N., que circulaba como ocupante en un ciclomotor. El segundo herido fue también el ocupante de un turismo que colisionó por alcance contra otro vehículo detenido por motivos de la circulación. La víctima tuvo que ser trasladada a un centro hospitalario.

Etiquetas