Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Patrimonio aconseja peatonalizar el puente de Piedra para evitar su deterioro

Aunque no peligra la estructura, la arcada más próxima a Echegaray tiene muchas grietas.

Un autobús de la línea 39, ayer, a su paso por el puente de Piedra de Zaragoza.
Patrimonio aconseja peatonalizar el puente de Piedra para evitar su deterioro
OLIVER DUCH

El servicio de Patrimonio e Historia Cultural del Ayuntamiento de Zaragoza considera que ha llegado la hora de impedir el tráfico rodado en el puente de Piedra para evitar su progresivo deterioro. Aunque su estructura no peligra gracias a las obras de consolidación que se hicieron en 1991, las grietas y el desgaste de los sillares es notorio, sobre todo en la arcada más próxima al paseo de Echegaray y Caballero.

En este sentido, a petición del colegio de doctores y licenciados en Filosofía y Letras y en Ciencias de Aragón, el servicio municipal de Patrimonio e Historia Cultural emitió un informe en que se defendió la peatonalización del puente más monumental del ciudad, que es Bien de Interés Cultural (BIC). La idea no es nueva. No en vano, estaba recogida en el plan de riberas del Ebro, aunque no prosperó por la oposición vecinal a los rodeos que tendrían que dar las dos líneas de autobús que pasan por el puente (35 y 39).

Los daños, que vienen de lejos, son más visibles desde que hace unas semanas se retiró la maleza de los bajos de la infraestructura, dentro de los trabajos incluidos en la contrata de mantenimiento de puentes. Las grietas recorren toda la arcada más próxima al Club Náutico y los sillares muestran un evidente desgaste por la acción del tiempo y la vegetación. No obstante, varios técnicos consultados achacan los daños que está sufriendo la infraestructura a las fuertes vibraciones que se producen por el paso de los buses.

De momento, no está en cartera

Pese a la opinión de los técnicos municipales, la Comisión Provincial de Patrimonio -la competente en la materia al tratarse de un BIC-, dejó la responsabilidad de decidir sobre el tráfico del puente al Ayuntamiento de Zaragoza. El Consistorio, de momento, no tiene previsto cambiar la situación actual del puente, por donde se permite el tránsito de autobuses, taxis y ambulancias.

El Área de Infraestructuras informó de que, pese a las grietas, no existen problemas graves de consolidación. La concejal responsable, Lola Campos, explicó que en el estudio de puentes que realizó su departamento, los más deteriorados eran el de Hierro y el de la Sagrada Familia, en el Canal Imperial. Respecto al de Piedra, se consideró que lo más urgente era retirar la vegetación, que era la que causaba los principales problemas. En este sentido, la edil explicó que "no hay motivos para la alarma" y dejó en manos de las Áreas de Servicios Públicos y de Cultura la decisión final.

La concejal de Servicios Públicos, Carmen Dueso, subrayó que "no hay ninguna decisión tomada sobre la peatonalización del puente". "Habría que analizarlo. Todo se puede hacer, pero de momento no lo tenemos en cartera", declaró la responsable municipal, que subrayó la necesidad de que haya consenso vecinal sobre este asunto.

Etiquetas