Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Eurocities aborda la exclusión y la inmigración en su jornada de clausura

El comisario europeo de Política Regional instó ayer a las ciudades a fomentar el aprendizaje en lugar de la competitividad.

Los alcaldes participantes en la asamblea, frente al Profeta de Pablo Gargallo.
Eurocities aborda la exclusión y la inmigración en su jornada de clausura
PEDRO ETURA/A PHOTO AGENCY

Aunque muchos de los delegados prolongan hoy su estancia en Zaragoza, ayer se clausuró oficialmente el foro de Eurocities, que ha reunido desde el pasado miércoles a 400 autoridades de 140 ciudades y 36 países europeos. La red más importante de capitales del continente abordó en su jornada de clausura un tema candente como el de la exclusión social a la que enfrentan muchos inmigrantes. Con la reciente expulsión de gitanos rumanos de Sarkozy en la mente (aunque nadie lo verbalizara de forma explícita) los alcaldes concluyeron que "la integración social es la clave para el desarrollo global".

El comisario europeo para Política Regional, Johannes Hahn, afirmó que "las ciudades suponen tienen problemas de pobreza o exclusión, pero tienen también las soluciones porque las políticas acertadas permiten una integración rápida de los ciudadanos". Hahn, insistiendo en que la 'agenda urbana' ha de volcarse en el desarrollo sostenible y la cohesión social, participó también en el debate de alcaldes que, en el Museo Pablo Gargallo, acordaron fomentar el aprendizaje entre ciudades en lugar de su competitividad. En este foro se disertó sobre cuál es el mejor método para evaluar la calidad de vida en las ciudades, dado que el mercado existen hasta 30 sistemas de clasificación -con sus correspondientes podios- diferentes.

Satisfacción generalizada

El alcalde Belloch fue el encargado de pronunciar las palabras con las que concluía la asamblea de Eurocities y echó mano de la emotividad al afirmar que "Zaragoza ha mostrado a Europa sus proyectos, realidades y sueños". Belloch volvió a personalizar el éxito en el equipo de Elena Allué, consejera de Zaragoza Global y concejal de Turismo, quien comentó que "trabajar en red nos ha permitido pulir nuestro aprendizaje y conocer proyectos interesantes. Las delegaciones se van gratamente sorprendidas al ver que somos una ciudad vanguardista, innovadora y con vocación de futuro", dijo Allué.

La experiencia que más han valorado los ediles europeos, según las encuestas que invita a hacer Eurocities, fue la cena del Pabellón Puente. También la oferta hotelera ha merecido un 'excellent' o 'very good', así como los talleres celebrados por toda la ciudad. Ningún apartado ha merecido el calificativo de 'poor' (pobre), de modo que Zaragoza ha dejado el listón muy alto para las próximas organizadoras. ¿La siguiente? Génova en 2011.

Etiquetas