Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EUROCITIES 2010

Las delegaciones europeas conocen sobre el terreno las apuestas de la Zaragoza del futuro

La crisis, el clima y la integración son los retos de las capitales, según se desprende de la primera jornada de trabajo de Eurocities.

Imagen del comedor habilitado en el Pabellón Puente.
Las delegaciones europeas conocen sobre el terreno las apuestas de la Zaragoza del futuro
TONI GALáN / A PHOTO AGENCY

Desde la Milla Digital hasta Mercazaragoza, del Túnel del barrio Oliver al Acuario de la Expo, del Centro de Historia al Auditorio... Apenas queda un metro cuadrado en la ciudad que no haya sido recorrido por los representantes de Eurocities. No en vano, el alcalde Belloch declaró ayer que "no hay nada más rentable que la promoción de una ciudad", que estos días recibe la visita de cerca de 400 autoridades de 140 urbes de 36 países.

El vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, inauguró la cita a primera hora de la mañana con la rotunda sentencia de que "Europa no se entiende sin las ciudades". "Los municipios tienen mucho que decir en el proyecto de construcción de Europa y Eurocities está llamada a desempeñar un rol decisivo en los desafíos de cada momento", aseveró Chaves. Estos retos, el hasta ayer máximo representante del 'lobby' de capitales europeas, el alcalde de La Haya, Jozias van Aartsen, los glosó en tres: la crisis, el clima y la inclusión social. La recuperación económica y la creación de empleo se sitúan a la misma altura que el medio ambiente -especialmente la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera-, en una agenda de trabajo que los gurús europeístas consideran puede prolongarse tres décadas.

Van Aartsen cedió ayer el testigo a su homólogo de Copenhague, Frank Jensen, que será el presidente de Eurocities los próximos dos años, recogiendo buena parte del discurso ecologista de su antecesor. "Especialmente nos esforzaremos para garantizar que las políticas de desarrollo urbanístico e infraestructuras no entren en conflicto con el medio ambiente", dijo Jensen. "Debemos intentar influir en los poderes económicos -continuó- para tratar también de presionar en la agenda de la Comisión Europea".

Márquetin urbano

El alcalde Belloch, por su parte, se felicitó por que por primera vez una ciudad española acogiera la asamblea anual de Eurocities y asguró que este evento es una extraordinaria "operación de márquetin" para "mantener la proyección internacional de Zaragoza, una de las más dinámicas del sur de Europa". Convencido de que lo que se gasta en imagen "no es gasto, sino inversión", Belloch predicó con el ejemplo al invitar a los presentes a visitar los equipamientos de la ciudad. Así, las delegaciones de Málaga y Copenhague acudieron al Centro de Urbanismo Sostenible de Valdespartera para intercambiar experiencias sobre 'crecimiento verde'. Representantes de Nantes y Gante visitaron el Túnel del barrio Oliver y disertaron sobre la creatividad y la programación cultural. Eindhoven y Génova mostraron su buen hacer en lo relativo a las alianzas estratégicas, trasladándose a Plaza, Mercazaragoza y a la Terminal Marítima. Y, para hoy, unos y otros, propios y extraños, tienen previsto descubrir el legado histórico y cultural del centro de la ciudad.

Etiquetas