Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

SUCESOS

Detenidos otros 3 jóvenes que seguían a ancianos tras cobrar la pensión y se la robaban

Los arrestados forman un grupo organizado que vigilaba a los jubilados en las cercanías de los bancos y les asaltaban al salir.

 La Policía ha detenido a tres jóvenes que formaban un grupo perfectamente organizado que se dedicaba a seguir, vigilar y controlar a jubilados y ancianos para quitarles la pensión. Los agentes de la comisaría de San José les atribuyen tres delitos de este tipo -dos hurtos continuados y un robo con violencia- con los que lograron apropiarse de 1.800 euros.

La Jefatura Superior de Policía de Aragón informó ayer de que el arresto de I. C. y M. P., ambos de 23 años, y de B. M., de 26, se llevó a cabo el pasado martes.

Según estas fuentes, las investigaciones se iniciaron tras conocerse que se estaban produciendo hurtos de los que siempre eran víctimas personas de avanzada edad que acababan de sacar el dinero del banco y que al llegar a casa se lo habían quitado.

Los agentes averiguaron que los autores de estos delitos tenían una meticulosa forma de actuar y que escogían a sus víctimas entre las más desvalidas e indefensas. Para elegirlas, se situaban en las inmediaciones de las entidades bancarias y tras observar sus movimientos dentro del banco, las esperaban en la calle y luego las seguían hasta encontrar el momento propicio para robarles. Normalmente, dos de los delincuentes se dedicaban a distraer a la víctima mientras el tercero le sustraía el dinero sin que ella se percatase de la maniobra. Los perjudicados solo descubrían el robo cuando llegaban a su casa.

Para la Policía, los tres arrestados actuaban con un plan preconcebido y un claro reparto de funciones y no tenían ningún reparo en usar la violencia si era necesario. Eligen a los ancianos como víctimas más vulnerables y fáciles de seguir por la rutina que siguen en su vida diaria, ya que saben que o bien a finales o a primeros de mes acuden a su entidad bancaria para cobrar la pensión y retirarla de una sola vez.

Estas fuentes recordaron que muchos de los perjudicados no disponen de otros recursos económicos, por lo que estos delincuentes crean un grave perjuicio a los ancianos ya que les dejan esquilmados el resto del mes. Además, generan entre ellos una gran sensación de inseguridad.

La Jefatura explicó que con la detención de estas tres personas se han esclarecido hasta la fecha dos hurtos y un robo con violencia, todos ellos ocurridos en Zaragoza capital, en los que han logrado un botín de 1.800 euros. En los registros efectuados en los domicilios de los denunciados se han recuperado unos 1.000 euros aproximadamente.

Los agentes continúan sus investigaciones tendentes a averiguar su implicación en más hechos y no descartan la imputación de otros posibles miembros del grupo en otros hurtos.

Etiquetas