Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

El eje de obras del tranvía reabrirá al tráfico en ambos sentidos en diciembre

La apertura total de Fernando el Católico, Isabel la Católica y Vía Ibérica permitirá cerrar el acceso a Cortes de Aragón, necesario para avanzar en las obras de la estación de Goya.

Fernando el Católico, Isabel la Católica y Vía Ibérica volverán a abrir al tráfico en ambos sentidos en diciembre. Por lo tanto, los vehículos y las líneas de autobús recuperarán su trayecto habitual de entrada a la ciudad -el sentido salida sí que está habilitado actualmente-. Esta apertura, además, permitirá acometer otro cierre importante en la zona: el de la entrada a Cortes de Aragón desde la avenida de Goya para que avancen las obras de la estación de cercanías.

Ambos hechos están muy relacionados. De hecho, el cierre de Cortes de Aragón se ha pospuesto hasta la apertura de Fernando el Católico, ya que de coincidir ambas en el tiempo se quedaría como única entrada al centro la calle del Carmen, incapaz de asumir todo el tráfico de vehículos privados y públicos.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), encargado de la obra de la estación de Goya, pretendía cerrar Cortes de Aragón esta misma semana, pero el Ayuntamiento le pidió que pospusiera los trabajos en la zona hasta diciembre, cuando se abrirá el principal eje de entrada a la ciudad. Así, el plan de obra de la estación de cercanías ha sufrido un reajuste que provocará un pequeño retraso en el plazo marcado, aunque puede recuperarse más adelante.

En la entrada a las calles de Calatayud y de Cortes de Aragón hay que acabar de construir el muro pantalla que permitirá fijar la estructura para poder entonces abrir la zona. Debido a estos trabajos, las afecciones al tráfico se prolongarán hasta verano. Sin embargo, las que provocan las obras del tranvía desde hace un año concluirán en diciembre con la apertura total del principal eje de entrada a la ciudad.

Vía Ibérica, Isabel la Católica y Fernando el Católico tendrán un aspecto distinto al que tenían antes del cierre por obras, ya que uno de los carriles por los que antes circulaban vehículos estará ocupado por las vías del tranvía, por lo que no podrá ser utilizado por coches y autobuses. Con esta apertura terminará la fase más engorrosa de los trabajos, la que afecta en mayor medida a los ciudadanos y vecinos de la zona. A partir de entonces, los problemas relacionados con el tráfico serán exclusivamente los que provoquen las obras de construcción de la estación de Goya.

En el trazado del tranvía quedarán trabajos de funcionamiento interno y retoques en la urbanización, y no tanta obra civil, como hasta ahora. Además, la sociedad Los Tranvías de Zaragoza, encargada de la obra, se centrará en las pruebas de movimiento de estos vehículos, que han comenzado esta semana en las cocheras de Valdespartera y que se prolongarán al menos hasta febrero del año que viene.

Cortes en Vía Ibérica

Para poder abrir Vía Ibérica, Isabel la Católica y Fernando el Católico habrá que terminar la urbanización del sentido salida de la ciudad, actualmente en obras. En Vía Ibérica se va a acelerar esta noche con el asfaltado de la calzada en el tramo entre la plaza de Toulouse y la rotonda de Gómez Laguna. Así, de 22.00 a 1.00 el tráfico de la salida de la calle Embarcadero será desviado por la calle de la Vía; de 23.00 a 2.00 se interrumpirá el paso por General Capaz, aunque se podrá acceder por Argualas y salir por Sagrada Familia, y calle La Vía; de 2.00 a 5.30 la calle de Argualas será solo de entrada; y de 5.30 a 8.00 el tráfico de entrada a la ciudad se desviará a la altura de la avenida de Casablanca.

Etiquetas